Qué tienes que hacer si te llega una notificación de Hacienda

No pierdas el control: que un funcionario de la Agencia Tributaria te haya convocado en su sede no significa que vayas a ser sancionado. Haz los deberes y sigue estos consejos de expertos para salir airoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ocho de cada diez efectivos de la Agencia Tributaria tienen la lupa puesta en el autónomo y el pequeño empresario. Una estadística que permite asegurar que, al menos, una vez en la vida tú serás el protagonista indeseado de sus pesquisas. La inspección de Hacienda es una situación para la que debes estar preparado.

Las razones por las que estos colectivos son objeto de una mayor presión fiscal no son confesadas abiertamente por casi nadie. Pero lo cierto es que hay que rendirse a la evidencia: tú, como pequeño empresario, estás muy expuesto a una inspección.

¿Cómo se comunica?

La Agencia Tributaria tiene diferentes canales, pero cada vez va a ser más habitual la notificación telemática, ya en uso para los contribuyentes obligados a darse de alta en el Servicio de Notificaciones Electrónicas. De momento no es el caso de muchos autónomos y aún, en este ámbito, lo más habitual es la notificación por correo.

¿Debo recoger la notificación?

Siempre está la opción de no hacerlo, pero es irresponsable y, además, no servirá para nada. Desde Gestha, José María Mollinedo explica que cuando la carta es devuelta o no hay lugar
 de actividad conocido, “el agente tributario trata de ponerse en contacto en el lugar de trabajo. si tampoco este procedimiento funciona, se hará la notificación con una publicación en el BOE”.

¿Cómo procedo?

Desde ATA, la primera recomendación que se hace es la de tomar la fecha del día de recepción, ya que
 así se podrá llevar mejor el cómputo del plazo marcado por la administración. Esta información se la deberás facilitar al asesor, ya que su segundo consejo es ponerse en contacto con él de forma inmediata para confiarle toda la gestión.

¿Debo preocuparme?

Partiendo de que a nadie 
le agrada este tipo de notificación, más que perder los nervios debes buscar la información que te ayude a entender el alcance
 de la misiva. Siguiendo 
las indicaciones de GB Consultores, lo primero 
que debes saber es quién 
la envía. Lo más habitual
 es que hayas recibido una notificación de Gestión Tributaria para hacer una comprobación. La otra posibilidad –sin duda más inquietante– es que sea una notificación de inspección, en cuyo caso aparecerá firmada por el inspector encargado de tu expediente.

¿Cuánto va a durar?

Para una comprobación debes contemplar entre tres y cinco desplazamientos a la sede tributaria, lo que puede suponerte de unas semanas a unos pocos meses. En caso de inspección, puede durar hasta 18 meses, incluso más en algunas circunstancias, según Zaplana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Autónomos