11 formas de aprovechar la intuición cuando vas a emprender

Pálpito, corazonada, olfato, sexto sentido... Llámese como se llame, lo cierto es que la intuición está detrás de las principales decisiones empresariales. Para muchos es cuestión de experiencia, para otros está más relacionado con la vocación y la pasión, pero lo que nadie discute es que requiere osadía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Incentiva tu curiosidad

Cuando viajamos a destinos lejanos, nos incorporamos en un nuevo puesto de trabajo o nos adentramos en sectores o mercados desconocidos, nos volvemos mucho más proclives a experimentar cosas nuevas 
y, por tanto, nuestra mente se abre más. Es decir, se despierta nuestra curiosidad y esta curiosidad es la que nos anima a probar novedades, a superar nuestros límites, a autorretarnos, a descubrir cosas nuevas, a disfrutar de todos los detalles y, por tanto, a estar más alerta. Luego, la rutina del día a día nos introduce de nuevo en los límites autoimpuestos y restringe nuestra capacidad de sorpresa y entusiasmo.

Oblígate, pues, a mantener esa actitud de curiosidad constante. Además de disfrutar más de lo que haces, conseguirás mantener la mente abierta a otras opciones. A nivel de equipo, una forma de mantener el espíritu inquieto de los primeros tiempos es promoviendo el trabajo por proyectos, que se renueven constantemente. Si eso no es posible, una solución es rotar los puestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juega con los sentidos

La información, la consciente y, sobre todo, la inconsciente, penetra por los sentidos, de manera que la mejor manera de ampliarla es estimulando los cinco canales (vista, oído, olfato, tacto y gusto) para que se acostumbren a percibir más. “Packlink observó mucho. Tras sus malas experiencias con los servicios actuales de mensajería y tras dos años de intenso desarrollo tecnológico, Ben Askew-Renaut y Javier Bravo detectaron un vacío en el mercado y encontraron una oportunidad para crear una startup única en su categoría en la que hacer crecer su negocio”, explica Noelia Lázaro, directora de marketing de Packlink.

Existen múltiples juegos sensoriales que te pueden ayudar a estimular los sentidos: realizar esbozos, identificar figuras en las piedras o en las nubes, practicar con los juegos de los errores, individualizar sintonías y sonidos, hacer catas a ciegas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piensa diferente

Técnicas como Scammper, Los seis sombreros de Bono, Lass Mil y una ideas, La descomposición de la cereza... pueden ser muy útiles a la hora de desarrollar la intuición porque ponen en valor nuestro hemisferio derecho. En terminología intuitiva, se trata de pensar distinto, probar caminos diferentes. O como explica Fran Monaj, cofundador de Youtalk, “el éxito reside en apostar por algo cuando hay incertidumbre. Cuando es una realidad y muchas otras empresas realizan algo que tú quieres poner en marcha, a menudo es demasiado tarde”. La expansión internacional de Ticketbis fue clave en el éxito de esta compañía y sus fundadores la emprendieron incluso contra la opinión generalizada de los que les rodeaban.

“La duda era si profundizábamos en el mercado español, y así conseguir beneficios antes, o si retrasábamos los beneficios y salíamos fuera. Casi todo el mundo decía que optásemos por la primera opción, pero nosotros, mi socio y yo, decidimos crecer rápidamente fuera y salimos. Analizamos la competencia, vimos que no había nada parecido en Latinoamérica, que toda la guerra estaba en Europa y EE UU y pensamos que iba a ser
 la inversión más interesante.
 Y fue todo un éxito”, recuerda Michelena.

Raúl Benito también reconoce la importancia de pensar diferente: “Una intuición reciente fue la decisión de crear a Valeria y Lorenza, que son las dos vacas más grandes de Europa y que nos ayudan en Eboca a difundir los valores de la buena leche. En contra de lo que es habitual en nuestro sector, utilizamos leche 100% y queríamos que se supiera. Desde el punto de vista presupuestario era una barbaridad y la mayoría de mis compañeros pensaban que era una locura. Aun así, decidí hacerlo y fue un rotundo éxito. El conocimiento de nuestra empresa y de la calidad de nuestros productos ha crecido exponencialmente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuestiona lo establecido

Avanzar por caminos no trillados es la clave para innovar. Ese salirse de los límites, romper con lo establecido, cuestionar incluso a la dirección está detrás de los grandes avances. Un ejemplo claro es la adopción del brick para el vino que hicieron en García Carrión: “Buscábamos un envase a fondo perdido y ése era el más económico y reciclable, pero a priori parecía el menos indicado, porque en aquella época sólo se venía leche en este tipo de envases. Nos lanzamos. Corrimos un riesgo muy alto porque invertimos mucho y lo apostamos todo.

De hecho, hicimos como Hernán Cortés, quemamos nuestras naves para que no hubiese marcha atrás: nos deshicimos de un millón de cajas de plástico. Buscábamos llegar muy lejos con un envase barato y reciclado y funcionó. El éxito fue espectacular, tanto que ha apagado el eco de otras cosas exitosas que hemos hecho posteriormente”, explica José García Carrión, fundador y del Grupo García Carrión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Anticipa

Otro camino para ser intuitivo es anticipar tendencias, cambios de mercado, de normativa, de tecnología...

“Hace cinco años lo que hacían las agencias de SEO en posicionamiento web atendía más a la cantidad que a la calidad. En aquellas fechas tuve la intuición de que los paradigmas sobre los que se estaba trabajando iban a cambiar y que Google acabaría enfocándose en la detección y penalización de todas esas estructuras de optimización para buscadores tan artificiales y de poca calidad. Y decidimos ir en contra de lo que se estaba haciendo. El resultado fue que Google mejoró su algoritmo en el sentido que habíamos intuido, lo que significó que todos nuestros clientes afianzaron sus posiciones en los rankings del buscador, mientras otras muchas webs desaparecían”, recuerda David Boada director de Kaizen 2D Group.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desarrolla la flexibilidad

En la aceptación de los errores se incluye asumir también que no siempre el modelo inicial es el mejor y que necesita una redefinición, por lo que
 es necesario ser flexibles. Es un poco lo que les ocurrió a Packlink: “Los objetivos que nos marcamos en los primeros años fue la expansión internacional. Pero, a medida que nos iban llegando pequeñas empresas a la plataforma, nos fuimos dando cuenta de que debíamos cambiar el rumbo y la propia intuición nos llevó a centrar nuestra atención en el desarrollo de Packlink PRO en los países en los que estábamos ya asentados, dejando de lado la internacionalización. Ese cambio de rumbo nos posicionó como líderes absolutos en el mercado logístico”.

Así que prueba a desarrollar tu flexibilidad mental realizando ejercicios del tipo de cambiar mentalmente el color de una pared y hacerlo rápida y sucesivamente: imagínatela de rojo, luego de verde, pásala a azul... El objetivo de esta técnica es ayudar a valorar todas las opciones y aprender a ser flexibles ante los cambios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Innova

No todo el mundo tiene el mismo tipo de intuición. Los hay que son muy buenos innovando, otros rastreando, otros importando... El innovador tiende a preguntarse qué ideas nuevas, qué soluciones nuevas, a qué nuevos mercados puedo dirigir mi propuesta... “De intuición y éxito rotundo ha sido el caso de nuestros zumos concentrados Tropic Rives sin alcohol, ya que creamos una categoría inexistente en España hace ya más de 30 años y a día de hoy es una categoría consolidada, con la que mantenemos una cuota de mercado del 50%”, recuerda Augusto Romero Haupold.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rastrea

El rastreador es muy bueno detectando innovaciones, modelos o tecnologías que ya existen, pero que están siendo infrautilizadas o necesidades que no están siendo suficientemente satisfechas. Es quizás el tipo de olfato que más se apoya en el análisis racional, porque es capaz de percibir los detalles y de ver donde otros no ven para sacar conclusiones insospechadas. Una de las actividades que más podría identificarse con el olfato rastreador sería la de los inversores, porque detectan buenas ideas en el mercado para invertir dinero.

Un emprendedor que también se identifica con este perfil sería Fran Monaj, cofundador de YouTalk: “En mi experiencia, si eres una persona inquieta, te dedicas a leer y contrastar información, puedes percibir necesidades, tendencias o ideas que se pueden aplicar o poner a prueba en tu negocio. Es muy importante este tipo de intuición que te mantiene alerta”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Importa

El importador tiene mucha habilidad para detectar qué oportunidades de otros países, mercados y sectores pueden importarse al suyo propio. Eso fue lo que hicieron, por ejemplo, en YouTalk: “Hace unos años, me di cuenta de que las reseñas online estaban siendo la base de negocios de éxito: Amazon, Booking, Tripadvisor... Vi que Google estaba llevando estas reseñas a todos los negocios a través de Google Maps. Comenzamos a apostar por que nuestros clientes dejasen reseñas y esperar resultados. Hoy muchos usuarios nuestros
nos vienen por esa vía”.

Ahora bien, el éxito de reciclar una idea radica sobre todo en la capacidad para adaptarla a tus clientes y al entorno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambia la perspectiva

Como insiste Augusto Romero Haupold, “la intuición más fructífera es siempre la que va ligada a la creatividad”. En palabras de Xavier Gabriel, fundador de la Bruixa d’Or, “seguro que contradecir a la mayoría te dará la oportunidad que buscas, recuerda el camino lleno de gente, penetra en la selva y vivirás más riesgo, pero también localizarás visualmente el éxito”.

En ese sentido, realiza un DAFO que te ayude a analizar un problema en todas sus dimensiones. Permite abrir la mente en todas sus capas, obligando a nuestro cerebro a buscar todas aquellas posibles implicaciones que en un primer momento se nos escapan. Y acostúmbrate a cambiar la perspectiva, a preguntarte siempre lo contrario de lo que estás buscando: en lugar de por qué hacer algo, plantéate por qué no hacerlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sé osado

La osadía es la que está detrás de uno de los éxitos en la trayectoria de Sébastien Chartier, CEO de CreaVenture y del Salón MiEmpresa, “En 1999, cuando lancé Capital & Corporate, todo el mundo me decía que estaba loco, que era muy complicado rentabilizar una revista y que además me dirigía a un nicho de mercado (capital riesgo) que era inexistente en España. Al final, pasé de todos y me atreví a lanzarlo. Ganamos dinero casi desde el primer minuto. Vendí la compañía unos años más tarde y la revista sigue siendo líder en su nicho 17 años después. Tenía la intuición de que, aunque el mercado era naciente, iba a crecer mucho”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión