Técnicas de RR.PP. para emprendedores con bajo presupuesto

Acuñar una imagen positiva para tu empresa es básico para no pasar inadvertido en el mercado. Unas buenas relaciones públicas te ayudarán a ello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque tu empresa sea pequeña y con un presupuesto reducido, debes ser consciente de que una buena imagen te ayudará mucho a progresar. Las relaciones públicas en medios de comunicación refuerzan la imagen y la credibilidad de la empresa, ya que el público objetivo (mercado, instituciones, consumidores) está constantemente informando de las noticias que genera la empresa. 
Algunas técnicas de guerrilla para que tu pyme aparezca en medios son:

Resonancia en medios generalistas. Difícilmente tu pyme será noticia si no aportas un asunto de interés. Que aumentes la facturación no tendrá gran relevancia para los medios; pero sí, por ejemplo, hechos como que la actividad de tu empresa sea novedosa o curiosa; que introduzcas una innovación o que acometas una acción de marketing insólita o sorprendente.

Prensa especializada o sectorial. Si no te diriges al gran público, sino que vendes a otras empresas o a un público especializado, es mejor intentar aparecer como noticia en estos medios. Si has desarrollado un software para médicos, tu noticia quizá pase inadvertida para los grandes medios, pero obtendrá un gran espacio en los medios profesionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Conviértete en líder de opinión

Existen hechos de actualidad de cierta complejidad que necesitan la aclaración de los expertos. Toma la iniciativa rápidamente. Contacta con los periodistas que lleven el asunto para ofrecerles tus conocimientos. Escribe un artículo y remítelo a los medios. Así te convertirás en una fuente especializada a la que consultarán en otras ocasiones. Aprovecha también los temas estacionales: envía recetas para el verano (si tienes un restaurante), cómo hacer mejores fotos (si tu sector es la fotografía), etcétera.

Estudios sobre temas sociales o profesionales. Una pequeña editora de libros infantiles puede hacer un estudio sobre los hábitos de lectura de los niños. Y difundirla a todos los medios. Es noticia segura. Lo mismo puedes hacer dentro de tu área de actividad. Intenta institucionalizar el estudio repitiéndolo, con nuevas aportaciones, cada año.

El tirón de famosos y autoridades. Se puede contratar un famoso, aunque el coste es variable según el caché. También puedes contratar a experto en una materia para dar un conferencia e invitar a tus clientes y a los medios de comunicación.

Estas acciones crean un efecto cascada; esto es, la imagen de un líder de opinión, o el consumo que éste pueda hacer de un producto, se contagia posteriormente al resto de los consumidores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Otros públicos

El empresario guerrillero puede también realizar acciones de relaciones públicas. dirigidas a otros públicos de interés:

Envía información útil a tus clientes. Juega el papel de asesor con tus clientes reales o potenciales, y remíteles periódicamente informaciones prácticas. Si tienes una consultora de empresas, puedes ofrecerles consejos sobre contabilidad, ahorro de costes...

Relaciones personales. Para hacer marketing sin recursos es recomendable lanzar las redes para acrecentar los contactos personales que te ofrezcan información, consejo y negocio para tu empresa: Frecuenta los clubes y las organizaciones sociales y empresariales, en especial aquellas a las que asisten gentes de negocios del área de interés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Explotar acontecimientos

A lo largo del año se producen cientos de acontecimientos de los que la empresa guerrillera puede sacar rentabilidad.

Patrocina actos ya programados. Las fiestas locales, conciertos de verano o campeonatos deportivos son oportunidades para convertirte en patrocinador. Además de mejorar en imagen, aprovecha para realizar ventas directas, degustaciones y todas las acciones de marketing que se te ocurran. El patrocinio debe tener relación con tu actividad. Si tienes una empresa especializada, analiza los congresos, jornadas, ferias y actos para participar activamente.

Promueve acontecimientos de interés. Si el acontecimiento no existe, invéntatelo. Una empresa de alimentación puede promover unas jornadas gastronómicas.

 Explota los eventos inesperados. Debes estar muy bien informado porque, al hilo de la actualidad, surgen muchas oportunidades de negocio. Un fabricante de calzado español vendió 50.000 pares de botas al Ejército de EEUU en la guerra del Golfo.

Modificaciones en el entorno. Vigila todos los cambios que pueden afectar a tu negocio: nuevas leyes, innovaciones, cambios en los hábitos de consumo... e intenta beneficiarte de ellos. Por ejemplo, algunas consultoras han creado una división medioambiental tras las mayores exigencias legales en la materia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para todos los públicos

Las relaciones públicas guerrilleras deben contemplar acciones dirigidas a tus diferentes públicos.


Campañas de
 divulgación. Piensa qué aspectos de tu empresa pueden interesar a tus clientes. Si tienes un bufete de abogados, organiza un curso gratuito para evitar problemas legales. Si tienes hornos de pan, organiza una jornada de puertas abiertas para enseñar el proceso de fabricación a tus clientes. Las autoescuelas pueden realizar campañas de educación vial en los colegios de su ciudad. Así crearás simpatía hacia tu empresa.


Espectáculos y actividades. Invita a tus clientes a un torneo de golf, un desfile de moda, un estreno o un palco en un estadio de fútbol. El coste de estas acciones muchas veces se suele reducir a la compra del aforo, algo que no suele ser caro.

Organiza una fiesta de empresa. Reservar una discoteca e invitar a tus clientes (reales y potenciales) es una inversión en imagen y una gran oportunidad para hacer contactos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing