¿Sabes qué tipo de jefe eres?

Uno de los modelos que muestran los distintos tipos de liderazgo que pueden existir es el modelo de Blake & Mouton reflejado en su maya gerencial. En él utiliza dos ejes mostrando, en uno la orientación del líder a las personas, y en otro, la orientación del líder a las tareas o resultados. Estos son, a grandes rasgos, los 5 tipos que distingue.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los indiferentes

A estos se les atribuye un liderazgo empobrecido con baja preocupación hacia las personas y hacia la producción empresarial. Su mayor inquietud suele ser mantenerse en el puesto y hacer el menos ruido posible por lo que elude los cambios y la innovación.

Según un artículo de la consultora equipo humano, este líder es ineficaz dado que adolece de “respeto por la creación de sistemas para la realización del trabajo”, ni le preocupa la creación de un ambiente de trabajo satisfactorio y motivador.

Los complacientes

Algunos le denominan como el líder de Club Social. Más preocupado por las necesidades y sentimientos de los miembros de su equipo, suelen ser personas confiadas y convencidas de que los empleados están contentos y trabajan dando de sí todo lo que pueden. Ello suele derivar en un ambiente de trabajo excesivamente relajado y divertido, pero donde la producción sufre debido a la falta de dirección y control.

[SEGURO QUE TE INTERESA... Las 10 habilidades del mejor jefe]

Dictatorial

Conocido también como Equipo de Alta tensión o, lo que es lo mismo, el equivalente a un jefe autoritario y obsesionados con el cumplimiento. Las personas en esta categoría ven en los empleados un simple medio, nunca un fin, de manera que sus necesidades y reivindicaciones son siempre secundarias dado que priman su eficacia y productividad. Según la consultora de Equipo Humano “Este tipo de líder es muy autocrático, tiene escritos reglas de trabajo, políticas y procedimientos”.

Dirección punto medio

Este estilo de líder parece buscar el equilibrio entre la productividad y buen funcionamiento de la empresa con la satisfacción de sus trabajadores. Sin embargo, esto, que puede parecer el punto ideal, implica riesgos de no cumplir plenamente ni lo uno ni lo otro. “Los líderes que utilizan este estilo para un rendimiento y, a menudo creen que esto es lo máximo que alguien puede esperar”, afirman en Equipo Humano.

Equipo de Alto Rendimiento

Conforme al modelo Blake Mouton, este es el estilo de gestión más recomendable. En la práctica suelen distinguir entre las necesidades de producción y las necesidades de las personas con distintos grados. La premisa aquí es que los empleados entiendan el propósito de las organizaciones y están involucrados en la determinación de las necesidades de producción.

[SEGURO QUE TE INTERESA... Las 10 habilidades del mejor jefe]

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión