10 herramientas ‘no code’ para que digitalices tu negocio sin tener ni idea de programación, en pocos días y con poco dinero

La forma de monetizar suele ser a través de distintos planes con modelos de suscripción que, en muchos casos, ofrecen versiones gratuitas muy completas

No code

Se suele catalogar el no code como filosofía. Las empresas que se mueven en torno a este mercado se encargan de facilitar herramientas que no requieren de programación para crear productos digitales. La prueba de que es un sector en auge la encuentra Bosco Soler, creador del coworking virtual de SinOficina, en los 140 millones de dólares que acaba de levantar en una ronda la compañía estadounidense Webflow. 

La misión de estas empresas es proporcionar herramientas para crear productos digitales que, hasta hace poco, no se podían ejecutar sin el trabajo de un programador experto. “Los costes de contratar a estos perfiles profesionales o el temor a la curva de aprendizaje tecnológico es lo que ha obstaculizado en gran medida la digitalización de los pequeños negocios. Con el no code se desatasca ese cuello de botella y cualquier emprendedor con poco dinero, alguna fuerza de voluntad y en breve periodo de tiempo puede dar los primeros pasos para digitalizar su negocio”, sostiene Bosco Soler.

También para una startup que esté desarrollando un proyecto y quiera disponer de un Producto Mínimo Viable (MVP) en poco tiempo para recibir feedback y validarlo, el no code representa una buena oportunidad.

Podríamos definirlo como la tendencia de un sector del software Saas a democratizar la creación de productos digitales que, de otra manera, requerirían asociarte con un programador.

¿De qué productos digitales estamos hablando?

Puede que la pregunta que se hagan algunos es ¿hasta dónde puedo llegar con el no code? “Todo va a depender de lo que queramos construir. Obviamente, no vas a poder desarrollar un algoritmo, pero sí vas a poder disponer, por ejemplo, de una página web que permita a un pequeño negocio del tipo que sea tener presencia digital en 24-48 horas; montar un ecommerce en poco tiempo; crear una aplicación móvil, o generar un script que te permita automatizar algunas cosillas infinitamente tediosas de tu día a día”, dice Soler.

Una barrera que pueden encontrar los emprendedores a la hora de adoptar alguna de estas herramientas, en la idiomática, dado que la mayoría de ellas tienen su origen en el mercado anglosajón y, nos guste o no, el inglés sigue sin ser nuestro fuerte. Para aterrizarlas al castellano y guiar, paso a paso, el el uso de estas soluciones, surgen propuestas como la que ha puesto en marcha Alex Bernardo, en el sitio Nocodehackers

Se trata de una plataforma en español en la que puedes aprender a utilizar las herramientas sin código a través de cursos de aprendizaje que pueden ir desde 1-2 horas hasta 10-12 horas con una metodología muy práctica en la que Alex explica el paso a paso para aprender haciendo.

El negocio, lanzado en mayo de 2020, ha atendido ya a más de 350 alumnos. En cuanto a los precios, también estos oscilan entre los 19-29 euros por curso y 129 euros, el más caro. “Claro que quiero ganar dinero, pero mi intención no es tanto crear un negocio ultrarentable sino atraer a mucha gente y democratizar la tecnología”, declara.

Herramientas ‘no code’

Actualmente, se calcula que habrá en el mercado algo más de 30 herramientas no code. La mayor parte de ellas son de reciente creación. La forma de monetizar suele ser a través de distintos planes con modelos de suscripción que, en muchos casos, ofrecen versiones gratuitas bastante completas. 

En cuanto a las principales herramientas que señalan las fuentes consultadas se encuentran:

AIRTABLE: Una alternativa al Excel, pero más versátil

Algunos, como Bosco Soler, la incluyen más dentro del low code, es decir, que no hace falta saber programar, pero sí estar un poco más familiarizado con la tecnología. Alex la resume como “una herramienta maravillosa mitad excel mitad base de datos capaz de hacer la vida más fácil a cualquier negocio”. 

Airtable es una aplicación colaborativa multiplataforma en la nube que tiene la simplicidad de uso de una hoja de cálculo como Excel o Google Spreadsheets, pero con el potencial y las características de una base de datos que puedes adaptar a tus propias necesidades.

Además de la base de datos, con Airtable, se pueden hacer tareas como gestionar proyectos, hacer un seguimiento de las incidencias, crear un calendario editorial para planificar las publicaciones en redes sociales, hacer la facturación online o crear un CRM personalizado, entre otras dado que la herramienta es perfectamente integrable con cientos de aplicaciones.

Precio: Según Alex Bernardo, “para la mayoría de lo usuarios puede llegar a ser gratis porque las posibilidades que ofrece en esta versión suelen ser suficientes. En cualquier caso, si vemos que se nos queda corta, podemos acogernos a un plan de pago que, a día de hoy, están en 10 dólares al mes por usuario o a 20 dólares mensuales. En ambos casos, se facturan al año. Recuerda Bernardo que esta suele ser la estrategia de todas estas empresas, incluir planes cada vez más caros conforme vamos avanzando en funcionalidades o vamos necesitando más espacio. En cualquier caso, sería un bendito problema “porque ello implicaría que nuestro negocio está creciendo”.

CARRD: una página ‘web’ en cuestión de minutos

Esta es una de las herramientas que recomienda Bosco Soler para hacer una página web de forma sencilla y muy rápida. “Me parece perfecta para cualquier pequeño negocio del tipo que sea o emprendedor que quiera tener una mínima presencia digital”.

Carrd está pensado para negocios o personas que necesita una página web simple, visual y sin muchas opciones. Alguien que no quiera complicarse la vida con WordPress o similares. No obstante, incluye también una versión Pro para quienes piensan que se les ha quedado pequeña la básicas. Permite crear una página con diseño responsive en cuestión de pocos minutos. La web facilita la creación de perfiles personales o landing pages en las que recopilar direcciones de email, entre otras posibilidades.  Asimismo, la versión gratuita ofrece la posibilidad de crear hasta tres sitios web con las principales funciones y cuentan con 12 plantillas para elegir según temática. Carrd se lanzó en 2016 por su fundador AJ, que es como se le conoce, solo por las siglas. La página también está traducida al español. 

Precio: Tiene una versión totalmente gratuita que, como ya hemos dicho, permite crear tres sitios web. Después puedes pasarte a la versión pro, donde existen tres niveles de pago conforme aumentas las funcionalidades: 9€, 19€ y 49€ al año.

SHOPIFY: montar un ‘ecommerce’ en cuestión de horas

Shopify.com es una herramienta de origen canadiense que consiste en una plataforma con todas las funciones de ecommerce y punto de venta que necesitas para comenzar, gestionar y hacer crecer tu negocio. Destaca también Alex la posibilidad de desarrollas páginas muy atractivas con esta suite que se pueden montar en 1 o 2 horas.

La interfaz que presenta es muy flexible y el proceso de construcción de la tienda es muy intuitivo y eficaz. Lo único que vas a necesitar es acceder a su web y añadir un correo electrónico para comenzar a crear tu tienda online después de haber completado los datos que te solicitan y elegir un plan de pago y seleccionar una entre las más de 100 plantillas que puedes utilizar, tanto gratuitas como de pago.

Existe una versión de Shopify en español que facilita mucho el trabajo. Algunos destacan, además, su buen servicio al cliente. Según David Vidal esta habría sido la herramienta elegida por los fundadores Hawkerr al lanzar su famoso ecommerce de gafas de sol.

Precio: Esta ya tiene un precio algo más elevado aunque ofrece la opción de probar la herramienta durante 14 días de forma gratuita y sin compromiso alguno. Luego ya puedes acogerte a los distintos planes: el básico, por 29 dólares al mes, el plan Shopify por 79 dólares al mes y el Plan Advanced, por 299 dólares.

WEBFLOW: ‘web’ sin límites y muy profesional

Esta es la que acaba de levantar una ronda de inversión de 140 millones de dólares a una valoración de 2.100 millones de dólares. Webflow es una empresa estadounidense que ha creado una plataforma de alojamiento y desarrollo de sitios web sin código basada en la nube. Su plataforma de editor visual en línea permite a los usuarios diseñar, construir y lanzar sitios web.

Esta solución no se basa en plantillas sino que permite a los usuarios crear desde cero sitios web personalizados y profesionales en un lienzo completamente visual sin código. Una de las ventajas es que permite la opción de utilizar la herramienta de forma gratuita hasta estar seguro de que quieres efectuar el lanzamiento en lugar de abonar por anticipado el uso de la solución. Decir también que la curva de aprendizaje puede ser un poco más elevada que en otras soluciones. Alex la recomienda para empresas que quieran diseñas páginas bonitas o para pequeños negocios que quieran dar un salto a la diferenciación puesto que permite reflejar la creatividad.

Fundada en 2013, Webflow se centró originalmente más en la creación de prototipos o sitios web más simples de baja funcionalidad, pero hoy en día lo utilizan empresas de todos los tamaños y de todo tipo como Allianz, Rakuten, Zendesk o Dell. La empresa cuenta ya con un equipo de más de 200 personas y más de dos millones de usuarios.

Precio: Ofrecen dos tipos de planes: planes de cuentas y planes de sitios web. Los planes de cuenta determinan cuantas personas de tu equipo pueden usar Webflow y para cuantos proyectos; los planes de sitio, a su vez, desbloquean un mayor tráfico y capacidades de comercio electrónico (eCommerce). La opción de planes arranca con una precio de 12 dólares al mes para cualquiera que solo quiera un sitio web sin un CMS. Sin embargo, si quieres la funcionalidad de CMS para que te ayude a obtener una clasificación más alta en Google y otros motores de búsqueda, debes actualizar al Plan de 16 dólares por mes. Está luego el plan negocio para un blog o sitio de marketing por 36 dólares y planes específicos para empresa con precio sin detallar.

LANDBOT: tu ‘chatbot’ en minutos

Landbot es una empresa de origen valenciano ahora emplazada en Barcelona y que permite crear bots de chat de forma intuitiva. La compañía que utilice el servicio puede crear de formar fácil en la plataforma su propio flujo de respuestas, con el constructor de chatbots, o elegir una de las plantillas. Muy útil para mejorar la experiencia de cliente dentro de los negocios y poder fidelizar.  Esta es la herramienta que utilizó, por ejemplo, David Vidal para crear un original CV con el que ha conseguido cientos de entrevistas de trabajo online.

Nacida en Demium Startup y liderada por Jiaqi Pan, permite convertir webs tradicionales en conversaciones automáticas. Esto permite que el usuario entre en una web y no tenga que navegar, sino que pueda establecer una charla con un bot para conseguir su fin, lo que permite a las empresas ofrecer una experiencia sin fricciones.

Precio: Cuenta con el Plan Salvadera, totalmente gratuito con las funciones básicas, le sigue el plan de inicio por 30 euros al mes, el profesional, por 100 euros al mes y el plan de negocio personalizado con el precio sin especificar. 

TYPEFORM y ARENGU: formularios online 

La propuesta de valor de la startup gallega Arengu consiste en crear formularios de manera sencilla. Arengu ofrece plantillas listas para usar y crear casos de uso complejos en minutos. La otra posibilidad es crear el tuyo desde cero para obtener una lógica completamente personalizada. Creada por los emprendedores Jacobo Vidal, Sergio Regueira y Pablo Castro, la solución pasa por simplificar el proceso de registro de los usuarios en los formularios, además de enriquecer los datos de los usuarios que se han registrado.

Por otro lado, está Typeform que permite crear formularios y encuestas de forma sencilla para obtener información relevante de tus clientes. La solución ofrece también la posibilidad de incluir imágenes y videos para dar vida al formularios con un formato interactivo y atractivo. El modelo de negocio SaaS por el que se rige la compañía, con sede en Barcelona, va como un tiro.

Precio de Typeform: Ofrecen tres planes. Dos de ellos de 30 euros al mes (esenciales y profesionales) y un tercero (Prima) de 70 euros.

BRAVO: crear aplicaciones

Bravo Studio es una startup de origen catalán que ofrece un creador de aplicaciones nativas para iOS y Android en solo unos días, partiendo de un diseño en la aplicación Figma sin escribir una línea de código. Según Alex Bernardo, la herramienta permite convertir un diseño “que es cartón piedra en una aplicación móvil potente para salir al mercado”. 

Otras soluciones que apunta Bosco Soler para el desarrollo de aplicaciones sn GlideApps, Adalo o Bubble.

Precio: En Bravo frecen tres planes. Uno gratis, otro de 19 euros al mes y otro (Bravísimo) de 49 euros.

Integromat o Zapier: los integradores

Tanto las herramientas señaladas arriba como otras muchas existentes dentro del mercado de las soluciones sin código perderían buena parte de su eficacia de no existir un ‘pegamento’ que uniese unas con otras. Este es el problema que tratan de resolver los integradores. Entre los más destacados por las fuentes consultadas señalan a Integromat,  capaz de conectar aplicaciones y de transferir y transformar datos, y Zapier, que permite a los usuarios finales integrar las aplicaciones web que utilizan. Tiene capacidad para integrar hasta 2.000 aplicaciones.

Precio. Zapier cuenta con una versión totalmente gratuita y planes premium que arrancan con el pago de 20 dólares al mes. Integromat, por su parte, ofrece hasta 6 opciones, empezando por una gratuita que permite hasta 1.000 operaciones hasta un plan personalizado con más de 800.000 operaciones.

STRIPE: pasarela de pago 

Stripe es una compañía tecnológica digital que permite a los negocios de todo tipo disponer del equivalente a un TPV digital para recibir pagos por internet aunque sirve también para efectuar transferencias. Los productos de Stripe “posibilitan los pagos para minoristas que operan en Internet y en persona, empresas que trabajan con suscripciones, plataformas de software y marketplaces y mucho más”.

Precios: Aplican una tarifa de pago por consumo. El problema de este modelo de negocio a éxito, según David Vidal,  es que tienes que pagar una comisión por ventas.

FLIPPO: diseño gráfico

Esta es una de las soluciones recomendadas por David Vidal. Flippo es una startup emplazada en Valencia e impulsada por el emprendedor de origen venezolano Giancarlo Matos que ofrece más de 70 servicios dentro del diseño gráfico. Aunque la solución no puede enmarcarse exactamente dentro de las herramientas no code, se diferencia de otras empresas que ofrecen servicios similares en que funciona con un modelo de suscripción mensual que permite a los clientes solicitar los recursos que necesitan para recibirlos en la fecha pactada totalmente desarrollados.

Precios: Cuenta con un doble plan que, dependiendo del tiempo de respuesta y de la cantidad de servicios solicitados, va de 299 euros al mes a 400€ mensuales.

Gestionar Cookies