Tecnología para prevenir el impago de los alquileres

El uso de datos permite realizar un análisis de solvencia económica, conocer el historial de morosidad y conocer el perfil del inquilino por su actividad en redes

impago

Es un hecho que la crisis actual agrava la preocupación de los propietarios de pisos ante la posibilidad de alquilar a una persona que incurra en el impago de las cuotas del alquiler a tiempo. Una preocupación que tiene realmente una solución sencilla y rápida con el uso de la tecnología. En el mercado ya existen empresas que realizan scoring de inquilinos, las mismas técnicas que utilizan los bancos para identificar el perfil de solvencia de sus clientes antes de ofrecer un crédito.

“En el caso de los alquileres, prevenir los impagos es hoy por hoy y de forma muy clara es la principal preocupación de los propietarios. En la situación que se avecina se torna imprescindible profesionalizar y dinamizar el mercado a través de medidas preventivas para maximizar la rentabilidad y asegurar la tranquilidad de los arrendadores”, explica Alberto Dahl, gerente de operaciones de Wolo, que añade que “también es importante ofrecer a los inquilinos viviendas con los mayores estándares de calidad. Esta es una de las maneras más efectivas de evitar los impagos”.

En este sentido y según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Baleares, Canarias y Cataluña encabezan la lista de las comunidades autónomas con las tasas más altas de desahucios por impago de alquiler. Desde la plataforma especializada en alquileres de larga duración explican que para prevenir la situación es importante contar con una empresa que acompañe al propietario en el proceso de elegir al inquilino, y lo haga de forma meticulosa y transparente.

Scoring económico y social

“Sin el conocimiento, la tecnología y la experiencia adecuada es difícil estar tranquilo de tenerlo todo controlado y de que nada se escape. La etapa de búsqueda de inquilinos es fundamental y empieza mucho antes del estudio de morosidad y solvencia económica y social. Entender las necesidades del propietario, saber quién es el inquilino ideal para cada piso y perfilar el anuncio hacia el inquilino que estamos buscando, es muy importante”, afirma Alberto Dahl.

Por otro lado, desde Wolo proponen un sistema de validación económica y social. “Esto es algo que aplicamos en nuestros procesos y que nos da excelentes resultados. Se trata de un scoring dual que permite hacer un análisis de solvencia económica y conocer el historial de morosidad de la persona interesada; así como desarrollar un perfil en base a la actividad en redes, experiencias previas con otros propietarios y una presentación que el mismo candidato realiza en su área personal, y que permite conocer con mayor profundidad a la persona que alquilará nuestro piso”. Este estudio es fundamental para minimizar el riesgo de que se produzca un impago en el alquiler.

Seguros de impago

Otra solución cada día más popular es la contratación de seguros de impago. Un seguro contratado por el propietario pero que recae sobre el inquilino. Su funcionamiento es sencillo: si se produce un impago, se activa la póliza y la entidad aseguradora paga el coste del alquiler durante el período en que el producto esté activo.

Además, la cobertura también se extiende a los daños producidos por un inquilino que no quiere dejar el piso, cambios de cerradura, desahucios, y costes de litigios o procesos judiciales, entre otros.

El alquiler garantizado identifica los errores en las condiciones de los seguros tradicionales y los soluciona, con beneficios como un periodo de cobertura ilimitado, garantía de cobro puntual del alquiler y eliminación de carencias y anticipos económicos.

Este es el servicio que más buscan aquellos propietarios que no quieren correr riesgos financieros, ni vivir preocupados por lidiar con inquilinos problemáticos o empresas de seguros. Propietarios que quieren tener la seguridad y la certeza de que cada mes cobrarán su alquiler, pase lo que pase. El servicio incluye además la comunicación e intermediación entre inquilino, propietario y terceras partes involucradas”, explica Alberto Dahl, que añade: “Gracias a este servicio, más propietarios deciden alquilar su vivienda, lo que acaba beneficiando al conjunto del mercado inmobiliario: propietarios e inquilinos”.

Puedes leer más sobre soluciones a la morosidad aquí: El negocio de recuperar las casas okupadas.