4. ¿Cómo y por qué se ha trasladado la crisis financiera a Europa?

La crisis financiera ha llegado a Europa en dos oleadas. Una primera, por exposición a las ‘subprime’, y una segunda por la falta de liquidez provocada por aquellas. Sobre el 2003 o 2004 los bancos y otras instituciones europeas como los fondos de pensiones o de inversiones empezaron a buscar oportunidades de inversión en EEUU. La economía europea estaba estancada, las bolsas estaban flojas y ahí se estaban ofreciendo vehículos financieros con rentabilidades muy superiores a las europeas. Y los adquirieron, además, porque esos activos tenían buenas calificaciones de ‘rating’.
Entonces los bancos e instituciones europeas empezaron a comprar activos subprime, pero también muchos otros que eran buenos, incluidas hipotecas ‘prime’. El problema es que los paquetes de activos titulizados preparados y vendidos por los bancos de inversión de EEUU llevaban mezclados activos buenos y malos. Los propios fondos ni se enteraban de lo que compraban. Como llevaban la calificación triple A los daban por buenos. Algunos bancos europeos que compraron buena parte de esos activos, entre ellos el francés BNP Paribas, el alemán Sachsen LB, o el suizo UBS, fueron las víctimas de la primera oleada, a lo largo del 2007, cuando se disparó la morosidad de las subprimes y se convirtieron en valores basura.
La segunda oleada de crisis bancarias se desató en Europa una vez que la crisis de las ‘subprime’ generó la sequía de los mercados de crédito y se cortó la liquidez. El primero en verse golpeado por los problemas de liquidez fue el británico Northern Rock, a principiosm de año, que no tenía exposición a las subprime. Necesitaba refinanciar su deuda y fue pillado por sorpresa por la falta de crédito en el sistema. Hay que subrayar que los bancos hipotecarios británicos estaban especialmente expuestos a este tipo de problemas: no tienen depósitos y conceden crédito a largo plazo – 20 o 30 años -, dinero que luego tienen que financiar a corto. El agravamiento de la sequía en los mercados de crédito es lo que ha provocado la actual ola de problemas en la banca europea; Fortis, HBOS, Hypo…bancos que tampoco tienen exposición significativa a las ‘subprime’. Por lo que respecta a los bancos españoles, que no han tenido exposición a las ‘subprime’, si pueden tener problemas durante esta segunda oleada de la crisis, la provocada por la falta de liquidez.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies