Amazon, Google, Apple o Red Bull ¿A cuál de estas empresas te gustaría parecerte?

El Instituto de Emprendimiento Avanzado expone los pros y los contras de las distintas estructuras organizativas de los principales grupos empresariales del momento.

El modelo de Google

En el Instituto de Emprendimiento Avanzado (IEA) definen la estructura organizativa como “el sistema jerárquico que compone a una organización, el cual permite mostrar las funciones y tareas que deben llevar a cabo todos los miembros de la institución así como los equipos y relación profesional que mantienen entre ellos”.

Advierten, también, de que no existe una estructura organizativa mejor que otra dado que todo va a depender de factores adicionales como el tipo de empresa, el sector en el que te mueves o el equipo, entre otras.

Partiendo de esto, ofrecen un breve resumen con las principales ventajas y desventajas de las estructuras organizativas por las que se rigen los grandes grupos empresariales del momento, al objeto de que puedas “optimizar y decidir qué estructura es la que mejor se adapta a tu institución”.

Amazon: funcional

Según el IEA Amazon cuenta con una estructura funcional “donde los empleados están organizados por áreas y departamentos separados por funciones de marketing, finanzas, ventas, gestión de clientes, cadena de suministro, etc.”

Entre las ventajas de este modelo de estructura organizativa funcional destacan el hecho de que favorece la aparición de sinergias entre los empleados de la empresa “ya que cuentan con perfiles muy similares quienes conocen los mismos conceptos y hablan sobre los mismos términos. Además al poder tener un objetivo más definido por área funcional los empleados pueden poner mayor foco en ello”.  

A juicio de IAE , una estructura funcional es más sencilla de establecer “y funciona muy bien en entornos ligeramente estables”.

Como desventajas, señalan el riesgo de que los empleados estén “poco alineados con los objetivos estratégicos globales puesto que no se detienen a valorar el resto de departamentos ya que la comunicación entre los departamentos es deficiente e incluso prácticamente inexistente”.

Google: divisional

Una estructura divisional sería aquella en la que los empleados se organizan por divisiones, correspondiendo a cada departamento, una línea de negocio distinta. En el caso de Google estarían, por ejemplo,  Google Ads, YouTube, Google Maps, Google Drive, Google Play…

Refieren también en este modelo, el caso de Coca Cola donde se aplica estructura divisional geográfica, esto es, con las distintas líneas de negocio repartidas por diferentes áreas geográficas.

Como ventajas de la estructura divisional destacan: “que los empleados cuentan con mucha autonomía y poder de decisión, además están muy orientados a resultados, los cuales están muy alineados con los objetivos globales de la empresa. La flexibilidad con la que cuentan favorece la continua mejora y adaptación a nuevos entornos”.

En el lado opuesto, el handicap principal es el riesgo de duplicar algunos costes “ya que al no haber sinergias por áreas se llegan a dar ineficiencias. Además no se produce un aprendizaje conjunto ya que la comunicación entre áreas es limitada”.

Apple: matricial

Definen la estructura matricial como aquella que “combina los modelos funcional y divisional”. Este sería el caso de Apple donde, por un lado, “cuenta con una división basada en departamentos de marketing, finanzas, ventas, atención al cliente… y al mismo tiempo con una división basada en líneas de negocio como App Store, Safari, iPhone, iPad, iTunes, Apple Watch, Apple Play, Apple TV…”

Sacar partido a las sinergias entre los distintos departamentos y conseguir la alineación conjunta y simultánea hacia un mismo objetivo al mismo tiempo que se impulsa la autonomía de los empleados sería uno de los grandes beneficios de esta estructura. 

Entre las desventajas señalan: “que los empleados tienen que reportar a dos jefes (al divisional y al funcional) provocando que la línea de poder no sea del todo clara. Además esta clase de estructuras son muy rígidas y tienen mayor complejidad para adaptarse a nuevos entornos ya que todos las áreas están muy conectadas entre sí, provocando que un pequeño cambio en uno de ellos altere a otro y lo haga así sucesivamente con el resto hasta el punto de llegar a necesitar adaptar toda la institución prácticamente por completo”.

Red Bull: por proyectos

En Red Bull los empleados están organizados por proyectos. Recuerdan en el IEA que Red Bull es mucho más que una marca de bebidas energéticas. “Parte del éxito de esta bebida energética es todo el marketing con el que cuenta, siendo precisamente estas campañas de marketing los propios proyectos con los que cuenta como la escudería de Fórmula 1, los equipos de fútbol New York Red Bulls, RB Leipzig y Red Bull Salzburg, su equipo de Esports o los campeonatos como Red Bull X-Fighters (Motocross), Red Bull Batalla de los los Gallos (Rap) y otros de Surf, Ski, etc. De esta manera cada uno de los eventos con los que cuentan son distintos proyectos en los que los empleados están focalizados”

En cuanto a las ventajas de la estructura organizativa por proyectos se encuentran: mayor agilidad y flexibilidad en la toma de decisiones y ejecución; mayor motivación entre los empleados “ya que perciben su trabajo como algo que tiene un impacto directo y llegan a sentir como suyo el proyecto” y una comunicación fluida dentro de cada departamento.

En la parte de los inconvenientes apuntan a la posible duplicidad de roles y la dificultad para compartir con el conjunto de la compañía el aprendizaje adquirido en cada proyecto específico.

Gestionar Cookies