25 tendencias de mercado que pueden inspirarte ideas de negocio

Nuevos negocios realmente sorprendentes y tendencias que no puedes pasar por alto si estás pensando en emprender.

Tendencias

Recuperar el control perdido

Cierto que las circunstancias lo han exigido, pero también es verdad que, transcurrido más un año desde que se declaró el estado de alarma, la sensación de haber cedido a la esperanza parte de nuestra voluntad empieza a cansar. Así que, cualquier solución que nos devuelva algo de autonomía sobre el control de nuestras vidas será bien recibido. Soluciones, el nuevo proyecto impulsado por el emprendedor Josep Coll para eliminar los contenidos negativos que aparecen sobre ti en internet, o la idea de Carl J. Tessmar con KubikData , que permite a los usuarios compartir beneficios de los datos que, hasta ahora, aportan desinteresadamente a la industria publicitaria.

Formación a demanda

La digitalización impulsa la demanda de nuevos perfiles profesionales con habilidades que. a día de hoy, todavía no satisface la Universidad. De aquí el éxito de algunas ideas de negocio que apuestan por el microlearning basadas en aportan contenidos didácticos muy específicos de forma fragmentada. Valga como ejemplo el caso de la escuela de negocios online  The Power MBA

Campañas de audio digital

Cada vez son más los internautas que dicen escuchar la radio o cualquier otro tipo de audio a través de las distintas plataformas de internet. En esta línea, especialmente entre los más jóvenes, crece el consumo de podcasts e incluso la escucha de artículos de noticias de texto a voz. De aquí que algunos vean una oportunidad en la publicidad programática de audio.

El nuevo consumidor de coches

El estudio Gearshift 2020, realizado por Pattern junto a Google, analiza el sector de la automoción y la experiencia del cliente. El objetivo final es aportar información de valor a las empresas del sector para poder satisfacer las expectativas de los consumidores y mejorar la experiencia omnicanal. El aumento del interés en la compra online, la necesidad de la personalización de las ofertas y la rapidez del consumidor en la toma de decisiones, son algunas de las conclusiones que se extraen del estudio como tendencias en este sector.

Cuidado con ‘el queme’ de los trabajadores

Puede que el agotamiento sea más emocional que físico pero lo cierto es que tanta incertidumbre, el confinamiento, las amenazas de ERTE, los despidos o la jornadas maratonianas de teletrabajo empiezan a hacer mella en las plantillas. Tener un equipo quemado es casi más un problema de la empresa que del propio empleado de aquí la recomendación a las organización de articular medidas que contribuyan al bienestar de las personas que trabajan en ellas y hacer un esfuerzo por influir en ellas de forma positiva. Y son muchas las que lo están haciendo con distintas iniciativas: servicio psicológico de apoyo, refuerzo de la comunicación del líder con sus equipos, actividades a su disposición  que ayudan a disminuir el stress como clases de yoga o mindfulness en remoto… 

Ve pensando en contratar algún científico de datos

Hay quien se ha referido al científico de datos como el trabajador “más sexy” del siglo XXI. Sexy o no, si tienes una empresa que se nutre de los datos para marcar la diferencia, te va a hacer falta contratar a uno que te ayude a poner orden y estructurar todos esos datos para capitalizarlos. El problema es que no hay tanto especialistas en analítica de datos y que los responsables de Recursos Humanos o gerentes no saben muy bien cómo identificar este talento y atraerlos a su empresa.

Invierte en cibersegurida

Hace solo unos días que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advertía a las empresas de que invertir en ciberseguridad era una cuestión de “supervivencia” empresarial. Montserrat Martínez, vicepresidenta de la CNMV, señalaba que el 23% de las grandes empresas había sufrido algún incidente de seguridad a lo largo de 2020. La ciberseguridad 100% no existe, pero hay fallos de bulto que pueden corregirse empezando por mantener una actitud proactiva y una mínima inversión en dicha área. Ransomware y secuestro de datos, ciberataques dirigidos contra la nube, Phising o ciberataque camuflado son solo algunos de los ejemplos de amenaza que están más en boga. 

El eclipse del consumo

Según PwC, si antes de la pandemia el 46% tenía previsto consumir más en los siguientes doce meses ahora este porcentaje ha caído hasta el 33%. Crece, hasta el 56%, el porcentaje de españoles que aseguran que van a gastar menos. Sólo el 16% dice que gastará más.

Pero no solamente cambia la previsión de gasto sino también nuestros patrones de consumo. Por ejemplo, con tanta deportiva para caminar y mascarillas cubriéndote la cara gran parte de las españolas han reducido el presupuesto en moda -caída del 25% en 2020- y cosmética en espera de tiempos mejores para el lucimiento. En contraposición, crece el interés por productos relacionados con la alimentación saludable, el ocio, la decoración del hogar, la electrónica… Todos estos cambios obligan a las marcas y a las empresas a hacer los ajustes que sean precisos en un contexto que ha revolucionado la demanda.

Aprovecha el nuevo lujo

Más vivencias nuevas que posesiones es la senda que marcan algunos al nuevo lujo. Otras tendencias en este terreno que adelanta Erwan Rambourg, autor de Future Luxe apuntan a la notable expansión del consumo chino y al aumento del poder adquisitivo de las mujeres en todo el mundo, circunstancias que podrían impulsar el crecimiento de esta industria que, la verdad, rara vez entra en decadencia, aunque cambie algo. Así, según Rambourg, las generaciones más joven está entrando en el mercado del lujo, trayendo nuevos valores y demandas que redefinirán el significado mismo del lujo. El sector debería expandirse en los ámbitos de los viajes, la salud, el ocio e incluso el cannabis. Para que las marcas resuenen con estos consumidores más jóvenes, tendrán que desarrollar sustancia más allá de un producto de alta calidad o un logotipo deseable.  Las marcas deberán, también, tomarsse en serio cuestiones como la diversidad, la sostenibilidad y la producción ética. 

El nuevo rumbo de la economía colaborativa

Cada vez que hay una crisis se habla de la economía colaborativa como una alternativa válida para finanzas escasas. Pero, según Caixabank, también la economía colaborativa coge un nuevo rumbo alentado por un nuevo marco regulatorio que las permite alejarse de lo que muchos incluían dentro de la economía sumergida. Según publicaba April Rinne, Strategic and policy advisor, en un post de la Fundación Bankinter, hay tres tendencias clave en marcha que, en última instancia, allanan el camino para una nueva era edificante para la economía colaborativa. Estas son: economías colaborativas dirigidas por la comunidad; la integridad- recuperación del significado real de la colaboración- y una ventana de oportunidad para los responsables políticos.

El made in Spain y los Locavore

Consumir productos Made in Spain ayuda a mejorar la salud de nuestro Producto Interior Bruto (PIB). Y bien sea por decisión propia, bien por las restricciones de movilidad y, en consecuencia, a las exportaciones, lo cierto es que la demanda nacional por los productos del país ha aumentado en detrimento del ‘Made in China’, aunque sea circunstancial. 

En la misma línea surgen los que se denominan Locavore, es decir aquellos consumidores que optan por contratar los servicios o comprar los artículo de los productores locales.

La era de la atención al cliente

Según la consultora digital Redk, 2021 trae consigo una nueva era en la atención al cliente donde la empatía y la profesionalización desempeñan un papel principal. “Se espera que las empresas noten un aumento del 40 % en la utilización de servicios digitales de atención al cliente, lo que les obligará a actualizar los modelos laborales existentes”, señalan. Entre sus vaticinios destacan, también: la mensajería asincrónica pasará a ocupar un primer plano y permitirá a clientes y marcas comunicarse para resolver los problemas de la manera que les resulte más cómoda; un aumento de las comunicaciones verbales o que una gran parte de los agentes de atención al cliente se pasarán al teletrabajo.

Tendencias en la movilidad

Según el Observatorio de Movilidad Sostenible que realiza el Club de Excelencia en Sostenibilidad, en colaboración con SEAT, ABB y Renault, las 10 tendencias de Movilidad Sostenible para el 2021 serán las siguientes: fortalecimiento del ecosistema normativo y de incentivos para la Movilidad Sostenible; Mobility as a Service (carsharing, motosharing, bikesharing, carpooling…combinado con el transporte público); Digitalización para la integración multimodal; menos traslados gracias a la tecnología; electrificación del transporte de mercancías de última milla; planificación urbana y aumento de la peatonalización;  preferencia por el vehículo de uso individual (propio o compartido); auge de los vehículos de dos ruedas; bonos verdes para financiar la movilidad sostenible y, por último, la movilidad autónoma.

El dinero se hace invisible

Asistimos al progresivo desuso de los pagos en efectivo, bien con dinero, bien con tarjeta de crédito. En este contexto, la revolución lleva a un análisis de mayor calado como es la irrupción de la criptoeconomía y la esperada convivencia del dinero fiat con las anunciadas monedas digitales estatales basadas en la tecnología blockchain. La invisibilidad del dinero anima el nacimiento de soluciones en forma de wearables, de biometría facial o aplicaciones eWallet.

Economía del reconocimiento

Es una de las tendencias de la que hablaban en el consultora de innovación Opinno https://www.opinno.com/ el año pasado. Incluían en esta el reconocimiento de aquellos profesionales que se habían puesto en valor durante la pandemia. “Más allá del profesional sanitario, los héroes del nuevo mundo serán los transportistas, los trabajadores de supermercados, el personal de limpieza, los cuidadores de personas mayores y las distintas fuerzas de seguridad. Habíamos olvidado la importancia de estos trabajadores, y la crisis de la COVID-19 lo ha evidenciado. Deberemos poner en valor sus servicios, lo que será una oportunidad y un desafío para la industria de la alimentación, la logística y los bienes de primera necesidad”, explicaban.

Infraestructuras líquidas

El año 2020 puso patas arriba la forma de aprender, de consumir, de divertirnos y de trabajar. Cuando la inmensa mayoría empezó a trabajar desde casa vio cómo su espacio, antes reservado a la intimidad, se convertía en una oficina con niños revoloteando así que muchos de los que pudieron permitírselo optaron por buscar una nueva residencia. El cambio de ubicación fue un tema recurrente en 2020. Ahora que las cosas empiezan a estar un poco más tranquilas, conviene pensar en rediseñar las infraestructuras laborales puesto que hay cosas que, según algunos llegan para quedarse como el modelo de trabajo híbrido que alterna el online con el presencial. Ante esta circunstancia deberías plantearse si te interesa mantener unas instalaciones y equipamientos infrautilizados o si ha llegado el momento de buscar nuevas fórmulas.

La economía de suscripción 

A lo largo de 2020 los negocios basados en el modelo de suscripción crecieron de forma notable y todo apunta a que los seguirán haciendo durante los próximos años. Ahora que la transición digital de los consumidores es ya una realidad, parece que la gente está más dispuesta a pagar por los servicios y productos que recibe a través de internet. Lo han puesto en marcha muchos medios de comunicación, empresas de ocio, gamers…

En torno a esta tendencia nos encontramos con empresas tan exitosas como Zuora con una solución financiera ayuda a las empresas a integrar servicios de suscripción para todo tipo de productos.  Sus aplicaciones están diseñadas para automatizar operaciones de facturación a aquellas empresas que se adhieren al servicio de suscripción convencidos de la oportunidad que ofrecen estos modelos de negocio

Apuesta por la Inteligencia Artificial

En un nuevo escenario en el que el trabajo en remoto vive una época dorada, desde l consultora Forrester se muestran convencidos de que tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) tendrá un importante desarrollo y, tanto los VAR como los MSP que inviertan en ella podrán aprovechar las muchas oportunidades que brinda. Según Forrester, más del 60% de los vendedores B2B estarán habilitados para IA y automatización en 2021, y el 57% de los líderes de ventas de canal planea invertir en herramientas con IA y automatización el próximo año.

La nube distribuida cobra protagonismo

El 30% de las empresas continuarán acelerando su gasto en nube, seguridad y riesgo, redes y movilidad. También esta previsión corresponde a Forrester. Por su parte, la consultora Gartner anticipa que el gran impulso lo experimentará la nube distribuida la cual hace referencia a la distribución de servicios de nube pública a ubicaciones fuera de los centros de datos físicos del proveedor de la nube, pero que aún están controlados por el proveedor. 

La experiencia total

Ya no se habla de multiexperiencia sino de experiencia total con las siglas TX haciendo referencia a la evolución que conectará la multiexperiencia con las disciplinas de experiencia de cliente, empleado y usuario. Se trata de un término acuñado por la consultora Gartner y la tendencia a mejorar la experiencia general donde se cruzan todas estas piezas del gran entramado organizacional, para vincularlas. Es decir, no se trata de una mejora aislada de cada aspecto sino conjunta.

El mundo de las inversiones

Hay quien insiste en afirmar que hay por no sabemos dónde mucho dinero ávido de escapar de los bancos y destinarse a otros activos más rentables. Y en este saco parece que cabe de todo, desde las energías renovables, hasta el mercado inmobiliario, el mundo de las criptomonedas o el entorno estartapero .

El internet de los comportamientos 

El Internet del Comportamiento (IoB) supone ir un paso más allá del Internet de las Cosas (IoT). El IoB consiste en reunir datos procedentes dle mundo digital y físico para convertir la información que aportan entre ambos en conocimiento con el objetivo de influir en acciones y comportamientos a través de circuitos de retroalimentación desde una perspectiva de psicología conductual. El IoB influye en la elección del consumidor, pero también rediseña la cadena de valor por lo que su uso exige unos criterios éticos elevados. 

El valor de los intangibles

En algunos casos, los intangibles pueden representar hasta el 80% del valor de una compañía. Asimismo, una reciente jornada organizada por CEVIpyme ponía de manifiesto la importancia de este tipo de activos para ayudar a la empresa a avanzar. La Inesco se refiere a la economía de los intangibles como el capital de las ideas englobándose bajo este concepto activos como el software, bases de datos, I+D, el diseño, los estudios o el know how, entre muchos otros. El problema es que, hasta hace poco tiempo, pocos eran capaces de calcular el valor de un intangible pero en la era del conocimiento es una de las inversiones más atractivas 

Economías de plataforma

La consultora IDC, en colaboración con Microsoft, presentaba recientemente un un estudio en el que analiza cómo optimizar las operaciones de las empresas y de qué manera se puede satisfacer mejor a los clientes y empleados hoy en día. De acuerdo con las previsiones de la consultora, en 2021 el 50% de los ingresos de las compañías provendrán de la transformación de modelos de negocios digitales basados en economías de plataforma y monetización de datos, una cifra que ascenderá hasta el 80% en 2023. 

Para ello, IDC destacaba cinco pilares que deben cambiar: transformación del liderazgo, de la omniexperiencia, de la información, del modelo operacional y de la fuerza laboral. “En este sentido, las organizaciones deben evolucionar hacia una plataforma tecnológica que pase a ser un núcleo inteligente definido por capacidades cognitivas como la analítica avanzada, la Inteligencia Artificial o el machine learning, todo ello apoyado en despliegues en la nube”, afirman

Las ciudades inteligentes que cada vez son más necesarias

El 60% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050, un reto que genera oportunidades para las empresas que trabajan en la sensorización de las ciudades y la creación de nuevas tecnologías para lo que se denomina smart cities o gestión inteligente de las ciudades.

Hay oportunidades en soluciones que faciliten la gestión de residuos, del alumbrado público, del agua, de la movilidad, la reducción de ruidos, entre otros, proveyendo de datos que permitan tomar decisiones en tiempo real según las necesidades del momento. El Covid también plantea ahora nuevos retos para controlar la expansión de la pandemia una vez detectado algún brote, detección temprana de riesgos o la adecuación de los servicios de alerta para la actuación de forma coordinada.

Gestionar Cookies