Son niños que tienen entre ocho y 12 años con prisa por parecerse a los adolescentes, su grupo de referencia, pero que aún son niños. Ofréceles ropa que siga la moda, pero adaptada a su edad, como la que vende Cheeky o ropa diseñada por ellos mismos, como la tienda Fashionology. Curiosamente, éste es un segmento muy poco explotado en España, pero que triunfa fuera. Como referencias nacionales, el libro destaca negocios como Pelilandia Fotokids (peluquería con propuestas de fantasía para niñas y estudio de fotografía) o Paredes de Cuento (que ofrece la posibilidad de decorar las paredes de sus dormitorios a su gusto).

Ajustes de cookies