Pedro Campos: El amigo del rey emérito que triunfa como emprendedor

El anfitrión del rey emérito en Sanxenxo, Pedro Campos, dirige nueve empresas, la mayoría de ellas relacionadas con el sector náutico.

Pedro Campos: El amigo del rey emérito que triunfa como emprendedor

La visita a España del rey emérito, Juan Carlos I, ha sido una de las noticias de las últimas semanas en el país. El monarca ha pasado unos días en Sanxenxo rodeado de su círculo más cercano, entre los que destaca un amigo personal que es un destacado emprendedor en el sector náutico. Se trata de Pedro Campos, quien también ha ofrecido al Borbón su casa para pernoctar durante su estancia.

La amistad que une al rey emérito con Campos tiene mucho que ver, precisamente, con la afición que ambos profesan por las regatas y los deportes náuticos. No en vano, el emprendedor es uno de los regatistas más premiados de la historia de España y es presidente del Club Náutico de Sanxenxo.

Además de la estrecha relación personal que une a Pedro Campos con el rey emérito, ambos han sabido aprovechar su amistad para hacer negocios a lo largo de los años. En este sentido, una de las nueve compañías del emprendedor, North Salis, es el proveedor de las velas de competición equipadas en el Bribón, la embarcación con la que el monarca compite en las regatas.

Además de este negocio, el amigo íntimo del rey emérito cuenta con otras ocho empresas que definen su trayectoria como emprendedor a lo largo de los años.

Los negocios de Pedro Campos, el ‘casero’ del rey emérito en Sanxenxo

Fuera del sector náutico, el amigo del rey emérito cuenta con varios negocios en Galicia. El más llamativo es Termas Cuntis SL, una empresa dedicada a la explotación de aguas termales y del negocio de los balnearios. Según apuntan algunas informaciones, la compañía contaba en 2019 con un patrimonio valorado en 4,8 millones de euros.

Además de la explotación de aguas termales, el ‘casero’ del rey emérito es el propietario único de Pilón Inversiones, una matriz de tres empresas que en 2020 registró un beneficio de 7,6 millones de euros. Entre sus negocios, destaca la organización de la Volvo Ocean Race, una de las competiciones de vela más prestigiosas del mundo.

Por último, la citada North Salis es una de las principales fuentes de ingresos de Campos. En este sentido, su cifra de negocio superó los 15 millones de euros anuales hasta 2020, año en el que explotó la pandemia y cuando sus ingresos descendieron hasta los ocho millones. Durante ese año, el amigo del rey emérito se vio obligado a despedir a 14 empleados, dejando la plantilla en 60 trabajadores.

Además de su íntima relación con Juan Carlos I, los negocios de Pedro Campos también tienen un vínculo estrecho con la administración pública. Prueba de ellos es el hecho de que, durante 2020 y 2021, North Salis recibió 1,6 millones de euros en líneas de avales ICO, o que su proyecto termal ha recibido unos 300.000 euros en los últimos años en concepto de subvenciones.

El cambio de imagen de la Casa Real tras los escándalos del rey emérito

La visita de Juan Carlos I a Sanxenxo ha sido tomada por algunos como una oportunidad perdida para dar explicaciones y minimizar los daños que han ocasionado en la Casa Real sus recientes escándalos. En este sentido, los reyes actuales, Felipe VI y Letizia Ortiz, han tenido que cambiar su imagen en los últimos años para intentar mantener la popularidad de la institución.

El ejemplo más claro de este lavado de imagen derivada de los escándalos del rey emérito se encuentra en la reina Letizia. La monarca ha cambiado los vestidos de los diseñadores más lujosos por otros de las marcas más populares del mercado, como Mango, la compañía fundada por Isak Andic.

Algunas marcas de ropa ya han comenzado a notar que el cambio de la reina no les beneficia en absoluto. En ocasiones anteriores, la cantidad de focos y críticas (buenas o malas) hacia el vestuario de Letizia podían aupar a marcas algo más desconocidas como las ya citadas, Again Cashmere o la sevillana Cherubina.