Lo que no vas a encontrar en un CV pero que te ayuda a identificar el rugby

El entorno laboral actual exige a los empleados habilidades a las que hasta ahora estaban poco entrenados y que van más allá del mero conocimiento.

Juan Tinoco, directivo especialista en Recursos Humanos, y Jaime Nava, el legendario y emblemático capitán de la selección española de rugby hablan en su libro ‘TEAM!’, escrito al alimón y recientemente publicado por la editorial Diëresis, de cuáles son esos valores que debes buscar en tus empleados para que funcionen en la nueva realidad laboral marcada por el teletrabajo, la presencialidad intermitente, la inestabilidad o la gestión de equipos en remoto. Todo ello ha provocado “que los profesionales en las empresas tengan que desarrollar nuevas habilidades digitales y deban revisar su capacitación para las nuevas tareas emergentes en cada uno de los puestos de la organización”, sostienen.

En opinión de los autores, se equivoca quien piense lo que sabe que tiene que hacer en el nuevo escenario. “No existen patrones ni experiencias previas que nos puedan ayudar a reflexionar sobre las cosas que debemos realizar en nuestro entorno de trabajo”, argumentan. Pero si el qué es, a día de hoy, una pregunta sin respuesta, el cómo encarar esta realidad nueva parece que lo tienen más claro. “Ese cómo son los valores, el sentido de propósito y el estilo personal de liderazgo. Son aspectos muy cualitativos y subjetivos que nos aportan una referencia y una guía. Nos ayudan a priorizar ante las distintas opciones y a posicionarnos como personas y profesionales”, sostienen. 

Pero más allá de las capacidades técnicas, creemos firmemente que la base de la personalidad y la profesionalidad no ha cambiado. La crisis simplemente ha provocado que se perciban más las diferencias entre los que las ponen en práctica y los que no. Esos valores fundamentales, como conjunto de principios, virtudes y cualidades por lo que abogan Tinoco y Nava son la integridad, la pasión, la solidaridad, la disciplina y el respeto

“Igualmente-continúan- resulta esencial que, como profesionales, identifiquemos nuestro sentido de propósito. Es algo de lo que se ha hablado durante décadas en el ámbito de la gestión de empresas, pero ahora más que nunca cobra relevancia: la identificación y contribución con algo superior a uno mismo, algo que tenga significado para la persona”.

Resaltan también como valor primordial el liderazgo en el más amplio sentido. “El liderazgo auténtico y honesto se erige por fin como el único válido en situaciones críticas como las que vivimos. Un buen líder ha de gestionarse y liderarse bien a sí mismo en primer lugar (autoliderazgo), ejercer una influencia positiva sobre las personas de su equipo (liderazgo de equipos) y tener visión general y determinación para poder conducir a los sistemas y organizaciones hacia el objetivo deseado (liderazgo estratégico). 

La ‘cultura fit’ a la hora de contratar

La identificación de los aspectos cualitativos que apuntan Nava y Tinoco no es una tarea sencilla al tratarse se valores cualitativos y muchas veces subjetivos que trascienden en conocimiento y la capacitación técnica. En esa distinción común entre las hard skills y soft skills, las primeras garantizan el conocimiento funcional necesario para desempeñar un puesto de trabajo determinado, mientras que las habilidades blandas apuntan a valores intrínsecos como la eficiencia personal, la resiliencia, la capacidad de trabajo en equipo, la de comunicar…entre muchas otras. Estas son en las que, según los autores de ‘TEAM!’ deben poner ahora el foco las organizaciones.

Advierten, no obstante, de la necesidad de ir un paso más allá al objeto de averiguar el encaje del talento en los valores corporativos, algo que, recuerdan los autores, algunas organizaciones denominan ‘cultura fit’.“Se trata del encaje de un candidato concreto con el estilo y principios de actuación de la organización, pero también de su departamento e incluso de su responsable directo. Este aspecto es absolutamente crítico para asegurar un “matrimonio duradero” entre el candidato y la compañía”, aclaran,

En cuanto a posibles técnicas desarrolladas por psicólogos y expertos para identificar estos aspectos señalan:

-Preguntas de incidentes críticos. Se trata de una técnicatradicional de Mc.Clelland pero que puede utilizarse también para arrojar luz sobre cómo ha actuado un empleado más allá de la parte técnica. Consiste en ahondando en determinadas situaciones específicas

-El storytelling utilizada por McKinsey, en la que se solicita al candidato su historia o una historia específica sobre el trabajo.

-Los role plays o casos prácticos también herramientas muy útiles, especialmente los segundos, ya que ponen al empleado en una situación prácticamente real y permiten ver cómo prioriza o su proceso de toma de decisiones.

-A través de referencias. Preguntar a responsables anteriores cómo ha actuado el candidato en el pasado en una situación crítica nos da mucha información sobre su personalidad. 

El rugby como «escuela de vida»

De todo esto y más hablan Juan Tinoco y Jaime Nava en el libro recién publicado. Lo hacen de forma novelada a través de un personaje de ficción vinculado al mundo del rugby del que ambos son claros exponentes. “Con TEAM! Queremos poner en valor no solo el deporte en general y el Rugby, queremos hacer honor a ese “claim” de ”el rugby es una escuela de vida” puesto tan de moda y que últimamente ha estado en boca de tanta gente…con TEAM! Queremos poner en valor lo que realmente importa en estos momentos…las personas”, concluyen.

Gestionar Cookies