+

El deporte, la clave para cuidar la salud mental y física de los trabajadores

Urban Sports Club fomenta los planes de deporte para empleados y ayuda así a combatir las consecuencias del síndrome de burnout

Urban Sports Club

De siempre hemos sabido que el deporte es fuente de salud física. Ahora, a raíz de la pandemia del Covid-19 hemos entendido que hacer ejercicio también es necesario para recuperar y mantener el bienestar mental.

En el caso de los trabajadores, independientemente de si realizan sus tareas de forma presencial o si teletrabajan, hacer ejercicio ayuda a liberar tensiones, a gestionar el estrés y a desconectar. Los empleados que practican deporte se encuentran mejor, física y mentalmente, lo que reduce las bajas laborales, el absentismo y la rotación.

El deporte es el gran aliado para combatir el síndrome de burnout y todas las consecuencias asociadas a este estado crónico de desgaste profesional: agotamiento mental, emocional y físico.

Sin embargo, a pesar de todas las ventajas de practicar deporte, todavía no son muchos españoles los que lo hacen de manera constante. Urban Sports Club quiere potenciar esa actividad y, para ello, considera necesario involucrar a las empresas, por tener una gran fuerza laboral. Así, al igual que cada vez más compañías implementan planes para ayudar a conciliar la vida personal y la laboral, sería importante que pusieran en marcha planes de deporte para empleados. En las compañías que lo hacen, la comunicación mejora, también el desarrollo de capacidades y habilidades como la motivación, la concentración o el liderazgo. Y estos son solo algunos de sus beneficios.

Los empleados que hacen deporte mejoran su capacidad para tomar decisiones

A nivel individual, hacer ejercicio combate los trastornos del sueño, como el insomnio y la somnolencia y es que cuando el descanso es reparador y la sensación de fatiga se reduce, el día se afronta de otra manera.

Mantener el cuerpo en forma ayuda a mantener el cerebro en forma. De hecho, algunos informes revelan que el entrenamiento constante aumenta los niveles de la proteína BDNF (Brain Derived Neurotrophic Factor) segregada en el cerebro y relacionada con la capacidad de tomar decisiones, el aprendizaje y la concentración. A esto hay que añadir que la autoestima mejora, igual que el rendimiento, la energía y el estado de ánimo.

Ahora bien, no todos los días que uno hace deporte quiere hacer lo mismo. Un día puede venir bien ir a una sesión de yoga para relajar tensiones y otro día, el cuerpo puede pedir soltar adrenalina en una clase de fitboxing; un día puedes querer practicar un deporte individual y otro buscar una actividad más social y preferir por ello un deporte de equipo. Por otro lado, a esta variedad que el usuario necesita en cuanto al tipo de actividad hay que sumar otra demanda: flexibilidad en cuanto al centro donde practicar ejercicio. En este sentido, según recoge el estudio Deporte y bienestar en el trabajo, elaborado por Urban Sports Club, sobre cómo ha afectado la pandemia a los hábitos laborales y deportivos, “si los usuarios han modificado sus hábitos en cuanto a ejercicio físico, los clubes deportivos también han tenido que adaptarse a las circunstancias actuales hasta encontrar un equilibrio entre negocio, restricciones y bienestar para todos”. Ahora es el turno de las empresas. Ellas también pueden incentivar la actividad física entre sus empleados implementando planes que faciliten su práctica.

Proteger la salud de los trabajadores ayuda a las empresas a atraer y retener el talento

El citado estudio realizado por Urban Sports Club, sobre cómo ha afectado la pandemia a los hábitos laborales y deportivos, recoge datos importantes sobre el bienestar de los empleados durante la pandemia. Por ejemplo, el 81,6% de los encuestados afirma haber experimentado una media de 2,5 situaciones y/o sensaciones negativas vinculadas al trabajo en ese periodo. Además, una cuarta parte considera que su empresa no se preocupó lo suficiente por su bienestar. El 56% reconoce haber trabajado en ese periodo más horas de las que figuran en su contrato y el 41,7% sostiene que tuvo dificultad para separar la vida profesional y la personal. Este problema de conciliación se materializó, por ejemplo, en la dificultad para encontrar el momento de practicar deporte por la falta de flexibilidad en su jornada laboral.

A raíz de estos hechos, el 81,2% de los empleados encuestados está de acuerdo en que su empresa debería adoptar una serie de medidas para mejorar el bienestar corporativo, más ahora que el teletrabajo ha ganado peso en las empresas hasta adquirir en muchos casos más protagonismo que las oficinas.

En cuanto a las propuestas que solicitan, de las cinco más demandadas, dos están directamente relacionadas con la práctica del deporte o actividades que aportan bienestar físico y mental:

  1. Flexibilidad horaria para una mejor conciliación con la vida familiar.
  2. Facilitar más el teletrabajo.
  3. Invertir en equipamiento ergonómico, incluso para el teletrabajo.
  4. Pagar parcial o íntegramente una suscripción de deporte y bienestar.
  5. Facilitar a los empleaos soluciones de meditación y relajación para calmar ansiedades.

Las medidas relativas a facilitar recursos, tiempo y espacios a los trabajadores para practicar deporte cada vez se valoran mejor en las plantillas. Incorporarlas en las empresas a través de planes de deporte es una manera de demostrar una preocupación real por la salud y el bienestar de los recursos humanos.

A cambio, el retorno es muy positivo y no solo a nivel individual sino también como organización: el clima laboral mejora, los conflictos se reducen, igual que el absentismo y las bajas por enfermedad.

Apostar por la salud de los empleados a través del deporte también es una forma de atraer y retener el talento, de reforzar el sentimiento de afinidad y conexión hacia la compañía, de mejorar el trabajo en equipo, mantener la motivación, fomentar la creatividad y mejorar la productividad.

Urban Sports Club, especialista en deporte y bienestar, se está encargando de revolucionar el mundo del deporte corporativo con una propuesta totalmente híbrida y flexible con la que los empleados pueden practicar más de 50 deportes en más de 10.000 centros deportivos en varios países de Europa. Para los trabajadores, Urban Sports Club es poder entrenar como, cuando y donde quieran al tener acceso a toda una red deportiva de centros, cada uno con sus especialidades. Todo en una única suscripción que incluye también miles de actividades outdoor para practicar al aire libre, pero también sesiones indoor, actividades de bienestar y masajes, así como clases online en directo.

Aquí tienes toda la información sobre cómo tu empresa puede unirse al programa de clientes corporativos.