Velas con olor a vagina: El disparatado negocio que une a Gwyneth Paltrow con Kourtney Kardashian

Dos de las celebridades más conocidas del mundo se han unido como socias en el disparatado negocio de las velas con olor a vagina.

Dos de las celebridades más conocidas del mundo se han unido como socias en el disparatado negocio de las velas con olor a vagina.

Entre todos los olores en los que uno pensaría para aromatizar su casa, el de los genitales femeninos podría ser uno de los más absurdos. Sin embargo, parece no ser así para Gwyneth Paltrow y Kourtney Kardashian, dos de las celebridades más conocidas del mundo, quienes se han unido como socias para lanzar al mercado una línea de velas con olor a vagina.

En realidad, la disparatada idea de las velas con olor a vagina corresponde a Gwyneth Paltrow. La actriz lleva tiempo comercializando este tipo de productos, bajo una marca llamada This Smells Like My Vagina (‘Esto huele como mi vagina’, en inglés). Ahora, la estrella de Hollywood se una con la influencer y emprendedora Kourtney Kardashian para vender sus velas bajo la marca de esta, Poosh.

El negocio de las velas con olor a vagina que es todo un éxito publicitario

Las velas con olor a vagina de Paltrow y Kardashian están fabricadas con “leche de coco tahitiana cremosa y una rica mezcla de manteca de gardenia con tallos verdes recién triturados y sándalo sutilmente terroso para un aroma delicioso, sensual y profundamente embriagador”, tal y como explican en su web.

Para Paltrow, el objetivo de lanzar al mercado unas velas con olor a vagina es el empoderamiento de la mujer y la reclamación de libertad sexual para el sexo femenino inherente al feminismo. “Todos deberíamos tener orgasmos en igual medida. Son buenos para nuestra salud, nuestro sueño, nuestro estado de ánimo y nuestro cuerpo. Con el espíritu de llamar la atención a un paradigma que mantiene a las mujeres fuera de todo su poder, creamos la vela”, explica la actriz.

Además de la disparatada idea de negocio de las dos celebridades, el precio es otra muestra del poder publicitario de su producto estrella. Cada una de sus velas con olor a vagina cuestan 75 dólares, aunque es posible hacerse con una versión en miniatura de las mismas por 20 dólares.

Negocio rentable o estrategia de marketing, las velas con olor a vagina de Paltrow y Kardashian dan pie a recordar algunas de las ideas de negocio más disparatadas de los últimos años. Algunas de ellas han terminado triunfando, y pueden dar una pista sobre las oportunidades que se abren en los mercados más locos.

Las ideas de negocio más locas de los últimos tiempos

Alquiler de amigos

Es una de las ideas de negocio más “chorras”, pero no por ello menos rentable. El alquiler de amigos se ha convertido en un negocio muy lucrativo, con empresas como la americana Rent A Friend, que permite a sus clientes contratar los servicios de un amigo para ir a cenar a un restaurante, ver una película en el cine o simplemente mantener una charla informal por Zoom.

Un traductor de perros

Nomorewoof es todavía solo una idea en pruebas, pero lo que pretende este equipo innovador es crear el primer traductor de perro a humano partiendo de la medición de las distintas emociones del animal. La tecnología que utiliza es el resultado de combinar las últimas tecnologías en tres áreas diferentes, sensor de EEG, microcomputación y software BCI especial.

Una colonia que huele a dinero

Regresando al segmento donde Paltrow y Kardashian han lanzado sus velas con olor a vagina, otros emprendedores buscan los aromas más raros y extravagantes del mercado. Es el caso de Patrick McCarthy, quien ha creado dos fragancias con los ingredientes que se utilizan para hacer los billetes de dólares americanos -algodón, seda y lino- para simular el olor del dinero. Eso sí, no los comercializa, sino que los ha distribuido entre su equipo de ventas para estimular su trabajo…

Moldes para la barba

Si nunca has tenido barba, es posible que pienses que es mucho más fácil vivir con barba que sin ella por no tener que afeitarte, pero nada más lejos de la realidad. Una barba bien arreglada implica tener que afeitarse con precisión. Por eso la empresa Mr. Barbudo ha lanzado un molde para barba que puede ser más útil de lo que uno cree, aunque no deja de ser un regalo bastante cómico.

Son solo algunos ejemplos de las ideas de negocio más locas del mercado. Si quieres conocer algunas más, no te pierdas este artículo de EMPRENDEDORES para seguir inspirándote.