Si eres empresario o autónomo, “no retrases los pagos a tus proveedores”

#YoNoRetrasoLosPagos, una campaña independiente para evitar que la economía colapse

Una de las máximas en tiempos de crisis es intentar que siga circulando el dinero por el mercado. Lo contrario encadena una serie de consecuencias que hace que los mercados y la sociedad en general se paralicen.

Las medidas para paliar esa situación deben contemplar acciones como inyectar capital en el sistema a través de ayudas y créditos blandos, y también de iniciativas como #YoNoRetrasoLosPagos, “para evitar que la economía colapse”, afirma Carlos Polo, multiemprendedor, socio en NTS e inversor.

“¿Sabéis lo que va a pasar cuando la gente deje de morir de coronavirus? Que como hayamos paralizado la economía, la gente empezará a morirse de hambre. Y ¿sabéis por qué? Porque el dinero y sus dueños, los empresarios, entre los que me incluyo, somos muy cobardes”.

Polo sostiene que los recursos del Gobierno son finitos, se acaban, “no va a llegar para todos, no se va a poder ayudar a todo el mundo”. Sin embargo, este emprendedor propone que los empresarios, “poniendo un poco de nuestra parte, podemos ser capaces de hacer mucho por nuestra economía. Y la medida es mucho más fácil de lo que nos pensamos: no retrasemos los pagos a nuestros proveedores”.

PROBLEMAS DE LIQUIDEZ

Polo explica que si él retrasa los pagos, por ejemplo, “a la empresa que limpia mi oficina, al proveedor de material ofimático, a la empresa que nos da formación, etc., ellos harán lo mismo. Tendrán problemas de liquidez y acabarán retrasando los pagos a sus proveedores y eso es un desastre”.

Si eso se produce en cadena, la economía se colapsará. “Si habéis visto esos gráficos de The Washington Post que explican cómo se propaga exponencialmente la enfermedad en una ciudad, eso mismo aplica a la economía. Se produce un efecto dominó. Si yo retraso pagos a mis proveedores, ellos también lo van a hacer. Y eso es terrible”.

Polo hace un llamamiento a los autónomos, empresarios y directivos de grandes compañías con capacidad de decisión para que sean responsables. “Si tenéis problemas de liquidez, el Gobierno ha puesto a disposición una línea de 100.000 millones de euros para avalar esos préstamos. Las entidades bancarias no nos van a dejar de lado. Vamos a conseguir esa liquidez, pero no la consigáis retrasando pagos. Eso no ayuda para nada a nuestra economía. El #YoNoRetrasoLosPagos es a la economía lo que el #YoMeQuedoEnCasa a la salud de la sociedad. Si eres empresario, te pido solidaridad, no retrases tus pagos”.

LLAMAMIENTO A LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Por su parte, la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) hace un llamamiento a la responsabilidad de las Administraciones Públicas y de las empresas con balances saneados y capacidad de financiación para que se sumen a la campaña de agilización de pago a proveedores para mejorar la liquidez de pymes y autónomos ante el impacto de la crisis del coronavirus. Asimismo, la PMcM también exige un esfuerzo al Gobierno: “Que devuelva los IVA’s pendientes de compensar y que no obligue a las empresas a liquidar el IVA facturado y no cobrado”, afirma Antoni Cañete, presidente de la PMcM.

“Entre otras, compañías como Naturgy, Telefónica, Vodafone y Bankinter, instituciones como la Autoridad Portuaria de Cartagena y el Puerto de Tarragona, y administraciones públicas como el Gobierno de Cantabria, los Cabildos de Tenerife y Lanzarote y sus CACT, y los Ayuntamientos de Sant Cugat, Sevilla, Murcia, Málaga, Fuengirola, Lugo, Vigo, Candelaria, y varios de la provincia de Castellón… todas ellas y otras muchas tantas han dado un paso para contribuir a mermar, en la medida de lo posible, los efectos económicos negativos, pero debe ser una iniciativa que se tome de manera masiva para que tenga el resultado deseado a nivel global en nuestra economía”.

Las compañías “deben tener en cuenta que contarán con la línea de fondos de crédito ICO, que podría ser una referencia para poder hacer frente a las obligaciones de pagos, porque parece ser que será muy potente y muy fácil de acceder”, señala Cañete.

Respecto al sector público, recuerda que la PMcM ha instado al Gobierno a inyectar los 14.000 millones de euros pendientes de pago por las Administraciones Públicas, que no tendría coste ni riesgo de impagos para las arcas públicas pero sí un efecto muy positivo e inmediato para el tejido empresarial. “Solo supone atender a los pagos pendientes dentro de los límites legales de pago fijados para las Administraciones Públicas”, aclara.

En su opinión, “la economía es una asociación de flujos encadenados que no podemos parar, por lo que es fundamental inyectar liquidez. Cualquier corte en la cadena de liquidez significa el cierre y la desaparición de la parte que se queda sin fondos”. En este sentido, insta “a las Administraciones Públicas que se aseguren que los contratistas pagan a su vez a los subcontratistas manteniendo la liquidez a lo largo de todo el ciclo de compras públicas”.

Gestionar Cookies