Reinventar las agendas y cómo nos organizamos

Vaya por delante que reinventar las agendas, en este caso, no consiste en lanzarlas al mercado con tapas de diseño, colecciones limitadas de dietarios, papel ecológico, todo tipo de olores, incluso sabores (¿te imaginas, por ejemplo, una agenda comestible al final del año?), sino en una nueva forma de organizar el tiempo. La idea se le ha ocurrido a los diseñadores de la tienda de regalos Muji, una especie de Musgo a la japonesa y con I+D+i propio. Se trata del chronotebook una nueva forma de organizar el tiempo: las tareas del día se apuntan en torno a una circunferencia que representa un reloj. Los diseñadores de esta agenda aseguran que esta fórmula es más práctica. Habrá que darle tiempo al tiempo. Eso sí, demuestra que se puede innovar en un producto más allá del envoltorio.

Vaya por delante que reinventar las agendas, en este caso, no consiste en lanzarlas al mercado con tapas de diseño, colecciones limitadas de dietarios, papel ecológico, todo tipo de olores, incluso sabores (¿te imaginas, por ejemplo, una agenda comestible al final del año?), sino en una nueva forma de organizar el tiempo. La idea se le ha ocurrido a los diseñadores de la tienda de regalos Muji, una especie de Musgo a la japonesa y con I+D+i propio. Se trata del chronotebook una nueva forma de organizar el tiempo: las tareas del día se apuntan en torno a una circunferencia que representa un reloj. Los diseñadores de esta agenda aseguran que esta fórmula es más práctica. Habrá que darle tiempo al tiempo. Eso sí, demuestra que se puede innovar en un producto más allá del envoltorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo