Control profesional de vehículos para prevenir accidentes

Ahí va un dato que seguro te sorprenderá: un 40,3% de los accidentes laborales mortales en España se produce al volante. Existen soluciones en el mercado, eso sí fuera de España, para poner freno a la siniestralidad en carretera.

image
Manos libres e inhibidores inteligentes de teléfonos móviles, una solución para las distracciones en los vehículos... ante la irresponsabilidad.

Una media de 512 trabajadores mueren cada año al volante durante su jornada laboral... se trata de cuatro de cada 10 muertes en el trabajo. Los siniestros mortales al volante en la jornada laboral o en los desplazamientos de ida o vuelta al trabajo –denominados accidentes in itínere– se cobraron en 2007 (todavía no hay datos sobre 2008) en España la vida de 470 personas (en total, fallecieron 1.167 personas en el conjunto de accidentes laborales).

Y no son profesionales. Por supuesto, hay que matizar estos datos: en contra de la creencia general, sólo un 31% de los fallecidos en accidente laboral en la carretera eran conductores profesionales. Y sólo un 35% de estos accidentes tuvo lugar durante la jornada laboral. El 65% restante se produjo in itínere. Resumiendo: las principales víctimas mortales de accidentes laborales o se desplazan o regresan de su lugar de trabajo y no se ganan la vida al volante.

Se pueden reducir un 14%. Según indica un reciente informe del Real Automóvil Club de España (RACE), al tiempo que el número de accidentes de tráfico ha descendido de forma sustancial en los últimos cinco años, ha aumentado el porcentaje de siniestros laborales en las carreteras españolas. Hace cinco años, la siniestralidad laboral al volante era del 36,1% y ha pasado a un inquietante 40,3% en 2007... mientras, los accidentes de tráfico en general se han reducido un 29%. El RACE entiende que “la implicación de las empresas se podrían reducir en un 14% las muertes en accidente de circulación”. ¿Cómo resolver entonces estos accidentes?

¿Qué se puede hacer? Hay distintos sistemas de control que se pueden poner en práctica en los vehículos de los empleados (muchos de ellos se han popularizado con en el control parental de vehículos para los conductores más jóvenes, con el objetivo de incrementar su atención al volante y eliminar las distracciones). Desde control de velocidad, hasta dispositivos que garantizan el uso del cinturón de seguridad, pasando por sistemas de manos libres e inhibidores de telefonía móvil (si te interesa, comienza, por ejemplo, por echar un vistazo aquí).

¿Dónde está el negocio? Te proponemos la importación y distribución en exclusiva de estas soluciones de control de vehículos, y en la instalación de estos dispositivos. ¿Quién es tu cliente? Los departamentos de Prevención de Riesgos Laborales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo