A ver. ¿y tú qué quieres para tu cumpleaños?

Sé honesto. ¿Cuántas veces has escuchado y/o pronunciado esta frase? Demasiadas, seguro. Y es precisamente ese cansancio que se detecta en tu respuesta lo que le ha dado pie a un emprendedor estadounidense para poner en marcha una curiosa idea de negocio: ya se ocupa él de preguntar a tu familia qué quiere para Navidad, para que tú aciertes.

El usuario apunta los teléfonos de las personas a las que tiene que regalar y esta empresa se encargar de perseguirles para preguntarles. Para saber qué quieren, no tienes más que acceder a un archivo sonoro con las peticiones. El valor añadido es que lo hace con gracia. En Navidades, quien llama es Santa Claus (Iamsaint nick.com), en San Valentín, ni más ni menos que el mismísimo Cupido (iamsaintvalentino.com). No obstante, dejan abierta la posibilidad de contar con un inventario de regalos todo el año. Esta idea de negocio se podría redondear, comprando también los regalos.

Sé honesto. ¿Cuántas veces has escuchado y/o pronunciado esta frase? Demasiadas, seguro. Y es precisamente ese cansancio que se detecta en tu respuesta lo que le ha dado pie a un emprendedor estadounidense para poner en marcha una curiosa idea de negocio: ya se ocupa él de preguntar a tu familia qué quiere para Navidad, para que tú aciertes.

El usuario apunta los teléfonos de las personas a las que tiene que regalar y esta empresa se encargar de perseguirles para preguntarles. Para saber qué quieren, no tienes más que acceder a un archivo sonoro con las peticiones. El valor añadido es que lo hace con gracia. En Navidades, quien llama es Santa Claus (Iamsaint nick.com), en San Valentín, ni más ni menos que el mismísimo Cupido (iamsaintvalentino.com). No obstante, dejan abierta la posibilidad de contar con un inventario de regalos todo el año. Esta idea de negocio se podría redondear, comprando también los regalos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología