La idea se le ha ocurrido a los creativos de Fosfor, una agencia de márketing y diseño de espacios promocionales belga (www.fosfor.be/). La agencia en cuestión ha diseñado un prototipo de máquina de vending que ofrece productos gratuitos a cambio de enviar un mensaje de texto. Los primeros experimentos los van a llevar a cabo en estaciones de tren, y los primeros productos serán de alimentación –la máquina tiene un sistema de refrigeración para garantizar la calidad de los productos–. De esta forma quieren que las muestras gratuitas sean menos intrusivas y crear una base de datos de consumidores interesados. ¿Crees que funcionará?

Publicidad - Sigue leyendo debajo