Caso III: El mimbre

image
Juan Rubio recomienda buscar siempre la rentabilidad: “Nosotros tuvimos que decir no a El Corte Inglés. No nos salían las cuentas”.

  • ¿Su fortaleza?: Una materia prima de calidad..
  • Sede: Málaga.
  • Sector: Alimentación.
  • Número de empleados: 40
  • Principales clientes: Carrefour, Eroski, Ikea, Alcampo.

    De panadería familiar a transformar unos 3.000 kilos de harina diarios. La empresa andaluza El Mimbre ha pasado de ser un negocio discreto fundado hace más de 30 años a contar en la actualidad con 14 puntos de venta, siete de ellos son franquicias, un contrato de distribución con clientes tan renombrados como Carrefour, Ikea Málaga, los supermercados Eroski o Alcampo a nivel nacional. Sus primeros pasos con las grandes superficies los dieron de la mano de El Corte Inglés, Hipercor y Supercor. “Nos diferenciamos de los demás en que nuestros productos son muy artesanales y que los procesos de trabajo son distintos. Además, contamos con muchos certificados de calidad”, explica Juan Rubio, gerente de la compañía. Lo último que han lanzado es pan ecológico y su proyecto más inmediato es seguir ampliando el número de franquicias. Rubio recuerda que a veces hay que decir no a un cliente importante porque las cuentas no salen: “Una firma grande aprieta mucho en cuanto a precios, hay que calcular muy bien si es rentable o no seguir con ella”.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo