Catering de chucherías

El muerto (animal o no) al hoyo y el vivo (mejor, el ser humano) al bollo. ¿Se te había ocurrido un cáterin de caramelos, en lugar de los típicos platos salados o de la pastelería habitual? Una emprendedora estadounidense, detrás de Classic Candy Buffet, ha pensado en una nueva forma de celebrar bautizos, comuniones e incluso bodas. Todo el glamur de un cáterin convencional, sólo que aplicado a las chuches de Rajoy. Lo que habría que buscar son caramelos glamurosos y encontrar a un público poco amigo de cuidar sus dientes.

El muerto (animal o no) al hoyo y el vivo (mejor, el ser humano) al bollo. ¿Se te había ocurrido un cáterin de caramelos, en lugar de los típicos platos salados o de la pastelería habitual? Una emprendedora estadounidense, detrás de Classic Candy Buffet, ha pensado en una nueva forma de celebrar bautizos, comuniones e incluso bodas. Todo el glamur de un cáterin convencional, sólo que aplicado a las chuches de Rajoy. Lo que habría que buscar son caramelos glamurosos y encontrar a un público poco amigo de cuidar sus dientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo