Netzen, seguridad y estética

Esta empresa dedicada a soluciones de seguridad para balcones y ventanas nació hace 10 años, casi al mismo tiempo que la hija pequeña de su fundadora Andrea Grün.
“Vivíamos en un departamento alto y no habíamos tomado conciencia del riesgo que representa para los niños un balcón o una ventana sin protección”, aclara. Con una inversión inicial mínima y muchas horas de trabajo, diseñó un producto que cubría las necesidades de seguridad y estética al mismo tiempo: “Era muy importante que la solución fuera segura y estética, pero que no impidiera utilizar el balcón o las ventanas como vía eventual de escape, en caso de seísmos o incendios. Por eso, descartamos rejas o redes colocadas con sogas y ganchos, y pensamos en un anclaje con redes finas y transparentes, que ofreciera a los padres la tranquilidad de sentirse protegidos de accidentes por caída al vacío, pero sin invadir la estética de los espacios abiertos y destinados al ocio”, explica Andrea Grün. Una vez que la empresa empezó a funcionar, decidió innovar más y recientemente ha lanzado NeztenKit, un sistema similar que el propio
cliente puede instalar gracias a su diseño en forma de mecano. “Para este producto hemos invertido 72.000 euros”, una cifra que pretende recuperar durante el próximo
año, ya que “siempre nacen niños y siempre habrá padres y abuelos preocupados por su seguridad”.

image
Andrea Grün diseñó este producto pensando en proteger a su hija pequeña de posibles caídas.

Netzen, empresa dedicada a soluciones de seguridad para balcones y ventanas nació hace 10 años, casi al mismo tiempo que la hija pequeña de su fundadora Andrea Grün.

“Vivíamos en un departamento alto y no habíamos tomado conciencia del riesgo que representa para los niños un balcón o una ventana sin protección”, aclara. Con una inversión inicial mínima y muchas horas de trabajo, diseñó un producto que cubría las necesidades de seguridad y estética al mismo tiempo: “Era muy importante que la solución fuera segura y estética, pero que no impidiera utilizar el balcón o las ventanas como vía eventual de escape, en caso de seísmos o incendios. Por eso, descartamos rejas o redes colocadas con sogas y ganchos, y pensamos en un anclaje con redes finas y transparentes, que ofreciera a los padres la tranquilidad de sentirse protegidos de accidentes por caída al vacío, pero sin invadir la estética de los espacios abiertos y destinados al ocio”, explica Andrea Grün. Una vez que la empresa empezó a funcionar, decidió innovar más y recientemente ha lanzado NeztenKit, un sistema similar que el propio cliente puede instalar gracias a su diseño en forma de mecano. “ Para este producto hemos invertido 72.000 euros”, una cifra que pretende recuperar durante el próximo año, ya que “siempre nacen niños y siempre habrá padres y abuelos preocupados por su seguridad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo