Saffron, en branding, la diversidad al servicio de los clientes

Con un crecimiento interanual ininterrumpido del 31%, desde hace cinco años, esta consultora especializada en marca prevé cerrar 2009 con una facturación de siete millones de euros. Su amplia experiencia es su seña de identidad.

image
Jacob Benbunan invirtió, con el apoyo de Wally Olins, un millón de euros, del que destinó el 70% a contratar profesionales.

No es una consultora al uso. Su forma de trabajar es peculiar y eso le da un valor añadido: “En Saffron no tenemos procesos ni pautas preestablecidas. Cada proyecto es único, de principio a fin. La relación personal con el cliente está por encima de cualquier otra cosa. No hay tampoco ningún director financiero exigiendo rentabilidades X o Y. Lo cual explica mucho de cómo se abordan y se desarrollan los proyectos, con una perspectiva tremendamente libre y ambiciosa”, sostiene Jacob Benbunan, fundador de esta consultora especializada en marca.

Saffron defiende lo que han dado en llamar “un enfoque poscolonial”: “En un sector terriblemente anglosajón, apostamos por la diversidad. Tenemos cinco oficinas (Madrid, Londres, Nueva York, Bombay y Viena) y reportamos a una única cuenta de resultados, trabajando conjunta y coordinadamente. Los clientes son de Saffron, no pertenecen a ninguna oficina en particular. A la hora de asignar recursos, tampoco la ubicación geográfica importa. Con el presidente en Londres, el consejero delegado en Madrid…, los equipos de trabajo se configuran ad hoc para cada cliente, valorando por encima de todo la experiencia y capacidad relevantes que cada cual aporta. Esto enriquece notablemente los análisis y recomendaciones que aportamos”. Benbunan, que recibió el apoyo de un antiguo jefe, Wally Olins, para la puesta en marcha de la compañía, atesora una amplia experiencia en creación de grandes marcas. “Desde el principio, hemos contado con una cartera de clientes internacionales, procedentes de países incluso donde la compañía no tiene presencia: Rumanía, México, Suiza, Polonia y Lituania, entre otros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo