Keenwash, la limpieza sin agua

En el caso de Nader Atmeh, convertirse en sexagenario no ha sido impedimento para emprender un negocio que en el primer año le ha reportado 222.000 euros. Keenwash ofrece un servicio de limpieza de automóviles, sin necesidad de usar agua (algo
muy importante en Jordania que se encuentra entre los 10 primeros países con escasez de este bien) gracias a un producto que Atmeh, químico de profesión, elaboró tras tres años de investigación y que mantiene cuidadosamente protegido con una patente. Tras invertir unos 100.000 euros formuló su producto, que contiene 17 ingredientes secretos que aportan a la carrocería una película protectora en un país donde el sol hace estragos. Cuando en marzo
de 2008 se lanzó al mercado, Atmeh pidió a sus hijos Moutaz y Hassan que se unieran al proyecto. Y gracias a ellos y con un márketing bien dirigido, Keenwash ya ha comenzado un sistema de franquicias internacional. Para darse a conocer, ofrecieron la limpieza gratuita a 1.500 vehículos; después, el servicio a domicilio. Luego, el de limpieza mientras se hace la compra en centros comerciales y, por ultimo, el de empresas con grandes flotas de vehículos.
En su primer año, limpiaron 10.000 coches y ganaron el primer premio del Queen Rania National Entrepreneurship Competition.

image
En su primer año, le ahorraron a Jordania –un país donde escasea este bien– dos millones de litros de agua.

En el caso de Nader Atmeh, convertirse en sexagenario no ha sido impedimento para emprender un negocio que en el primer año le ha reportado 222.000 euros. Keenwash ofrece un servicio de limpieza de automóviles, sin necesidad de usar agua (algo muy importante en Jordania que se encuentra entre los 10 primeros países con escasez de este bien) gracias a un producto que Atmeh, químico de profesión, elaboró tras tres años de investigación y que mantiene cuidadosamente protegido con una patente. Tras invertir unos 100.000 euros formuló su producto, que contiene 17 ingredientes secretos que aportan a la carrocería una película protectora en un país donde el sol hace estragos. Cuando en marzo de 2008 se lanzó al mercado, Atmeh pidió a sus hijos Moutaz y Hassan que se unieran al proyecto. Y gracias a ellos y con un márketing bien dirigido, Keenwash ya ha comenzado un sistema de franquicias internacional. Para darse a conocer, ofrecieron la limpieza gratuita a 1.500 vehículos; después, el servicio a domicilio. Luego, el de limpieza mientras se hace la compra en centros comerciales y, por ultimo, el de empresas con grandes flotas de vehículos. En su primer año, limpiaron 10.000 coches y ganaron el primer premio del Queen Rania National Entrepreneurship Competition.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo