Instant Button, adiós a los cinturones en los vaqueros

La pérdida de peso, tras dar a luz a su tercer hijo, fue lo que despertó en Dana Hanh Contey su espíritu emprendedor. “Al encontrarme entre dos tallas distintas tenía que ajustarme continuamente la cintura de
mis pantalones vaqueros para que no se me cayeran al suelo. Estaba harta de la situación, así que empecé a pensar en una solución al problema”, recuerda esta emprendedora.
Probar y probar
Lo primero que se le vino a la cabeza fue utilizar unos imperdibles decorados, “pero no eran bonitos y, además, me pinchaba los dedos cada vez que los utilizaba”, asegura Contey, que dio con la solución final después de pegar un botón a un gemelo de una camisa y ponerlo en su pantalón.
Instant Button consiste en un remache no permanente, que se puede poner y quitar con facilidad y así ajustar la talla del pantalón sin necesidad de utilizar hilo y aguja. “Invertí unos 20.000 euros para lanzar la empresa en el año 2007. La inversión se destinó a crear un prototipo, a asegurar la patente y crear un inventario, básicamente”, explica Contey.
En su segundo año, las ventas
de Instant Button alcanzaron
un valor de más de 75.000 euros, una cifra que, si todo sigue como hasta ahora, llegará a los 800.000 euros a finales de año.
“Nuestro producto es perfecto para hombres, mujeres y niños que están creciendo constantemente. Sirve si has ganado peso o si lo estás perdiendo y también para poder seguir utilizando un pantalón al que se la ha roto el remache”, concluye Contey.

image
Dana Hanh Contey ha ideado un sistema que permite ajustar con facilidad los pantalones sin que quede acoplado de foma permanente al vaquero.

La pérdida de peso, tras dar a luz a su tercer hijo, fue lo que despertó en Dana Hanh Contey su espíritu emprendedor. “Al encontrarme entre dos tallas distintas tenía que ajustarme continuamente la cintura de mis pantalones vaqueros para que no se me cayeran al suelo. Estaba harta de la situación, así que empecé a pensar en una solución al problema”, recuerda esta emprendedora.

PROBAR Y PROBAR

Lo primero que se le vino a la cabeza fue utilizar unos imperdibles decorados, “pero no eran bonitos y, además, me pinchaba los dedos cada vez que los utilizaba”, asegura Contey, que dio con la solución final después de pegar un botón a un gemelo de una camisa y ponerlo en su pantalón.
Instant Button consiste en un remache no permanente, que se puede poner y quitar con facilidad y así ajustar la talla del pantalón sin necesidad de utilizar hilo y aguja. “Invertí unos 20.000 euros para lanzar la empresa en el año 2007. La inversión se destinó a crear un prototipo, a asegurar la patente y crear un inventario, básicamente”, explica Contey.

En su segundo año, las ventas de Instant Button alcanzaron un valor de más de 75.000 euros, una cifra que, si todo sigue como hasta ahora, llegará a los 800.000 euros a finales de año.“Nuestro producto es perfecto para hombres, mujeres y niños que están creciendo constantemente. Sirve si has ganado peso o si lo estás perdiendo y también para poder seguir utilizando un pantalón al que se la ha roto el remache”, concluye Contey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo