Drug detective, un "kit" muy efectivo contra las drogas

Tras años trabajando como forense para la policía, el doctor
Andrew Nathaniel se dio cuenta de que los test que se llevaban a cabo para detectar el abuso de drogas en las morgues no eran lo suficientemente eficaces: “A veces había que esperar hasta dos años para obtener el resultado de un análisis”, recuerda este emprendedor que, junto a Andreas Rousses, creó hace seis años Drug Detective con una inversión inicial limitada al desarrollo del kit, “aunque la inversión total ha sido de cientos de miles de euros”. El producto en cuestión es un tubo impregnado en agentes químicos en el que se introduce un pequeño trozo de tela, que previamente se ha pasado por el área sospechosa (teléfonos móviles, chaquetas, mochilas…), y que, en unos minutos, es capaz de detectar la presencia de cualquier tipo de narcótico. “Es el único producto del mundo capaz de reconocer cualquier narcótico sin necesidad de tener que tomar una muestra de sangre, orina o piel del sospechoso”, explica Nathaniel, que ha sido galardonado con el prestigioso Johnny Walker Entrepreneur of the Year y que ha logrado que su empresa tenga unos ingresos anuales de más de 90 millones de euros, “parte de las ventas y parte de los derechos de las patentes y licencias”.

Tras años trabajando como forense para la policía, el doctor Andrew Nathaniel se dio cuenta de que los test que se llevaban a cabo para detectar el abuso de drogas en las morgues no eran lo suficientemente eficaces: “A veces había que esperar hasta dos años para obtener el resultado de un análisis”, recuerda este emprendedor que, junto a Andreas Rousses, creó hace seis años Drug Detective con una inversión inicial limitada al desarrollo del kit, “aunque la inversión total ha sido de cientos de miles de euros”. El producto en cuestión es un tubo impregnado en agentes químicos en el que se introduce un pequeño trozo de tela, que previamente se ha pasado por el área sospechosa (teléfonos móviles, chaquetas, mochilas…), y que, en unos minutos, es capaz de detectar la presencia de cualquier tipo de narcótico. “Es el único producto del mundo capaz de reconocer cualquier narcótico sin necesidad de tener que tomar una muestra de sangre, orina o piel del sospechoso”, explica Nathaniel, que ha sido galardonado con el prestigioso Johnny Walker Entrepreneur of the Year y que ha logrado que su empresa tenga unos ingresos anuales de más de 90 millones de euros, “parte de las ventas y parte de los derechos de las patentes y licencias”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo