Hidroinyección Fioramonti, motores menos contaminantes

“La idea me la dio un familiar que era comandante de Aerolíneas Argentinas: estudiar la forma de hacer andar los motores con inyección de agua como se venía haciendo en los aviones DC-4 y DC-6 cuando iban muy cargados”, afirma Jorge Fioramonti.
Con una inversión inicial de 60.000 euros y muchas horas de trabajo, Fioramonti logró con éxito su sistema de hidroinyección (ya cuenta con siete patentes) “que ingresa pequeñas dosis de agua mejorando la combustión y aumentando la potencia del motor; también logra bajar temperatura de los motores, disminuye la contaminación ambiental y la cantidad de combustible necesario”, explica. Junto a su socio Juan Bautista Cora, ha conseguido que la empresa alcance ingresos anuales de 462.000 euros. Ofrece soluciones para distintos vehículos: equipos de un litro de agua para coches (255 euros) y de cinco litros para camionetas (340), camiones o colectivos (455).

“La idea me la dio un familiar que era comandante de Aerolíneas Argentinas: estudiar la forma de hacer andar los motores con inyección de agua como se venía haciendo en los aviones DC-4 y DC-6 cuando iban muy cargados”, afirma Jorge Fioramonti.

Con una inversión inicial de 60.000 euros y muchas horas de trabajo, Fioramonti logró con éxito su sistema de hidroinyección (ya cuenta con siete patentes) “que ingresa pequeñas dosis de agua mejorando la combustión y aumentando la potencia del motor; también logra bajar temperatura de los motores, disminuye la contaminación ambiental y la cantidad de combustible necesario”, explica. Junto a su socio Juan Bautista Cora, ha conseguido que la empresa alcance ingresos anuales de 462.000 euros. Ofrece soluciones para distintos vehículos: equipos de un litro de agua para coches (255 euros) y de cinco litros para camionetas (340), camiones o colectivos (455).

Publicidad - Sigue leyendo debajo