Gatewing crea mapas de alta calidad al instante

“Estábamos convencidos de que existía una gran oportunidad en el mercado para el uso de las aplicaciones civiles que aportaban los aviones no tripulados”, explica Maarten Vandenbroucke, que fundó Gatewing, en agosto de 2008, junto a Peter Cosyn y Maarten Van Speybroeck después de que los tres se conocieran en una red de emprendedores en Flandes. Tras compartir sus conocimientos sobre aerodinámica, ingeniería civil e interacción humana computerizada, crearon el revolucionario X100: un pequeño avión no tripulado (pesa 1,7 kilogramos), que es capaz de volar a 70 kilómetros a la hora y crear mapas casi de manera instantánea a gran resolución gracias a un tratamiento numérico de las imágenes que capta.
Previsiones muy alentadoras
“Para empezar necesitamos una inversión de 400.000 euros, proveniente de la familia y de un préstamo del Gobierno de Flemish”, recuerda este emprendedor que asegura que durante su primer año tuvieron unos ingresos de 50.000 euros y que esperan llegar al medio millón de euros a finales de este año.
El equipo de Gatewing ha demostrado que ser joven no está reñido con tener unas metas empresariales muy claras: “Hay mucha gente que trabaja con equipos no tripulados para ofrecer un producto que sirva para todo. Hemos huido de esa visión y nos hemos centrado en todo lo contrario, en crear un producto superespecializado dirigido a un nicho específico del mercado”, afirma Vandenbroucke.
Su X100 no es solamente un avión que toma fotografías desde el cielo, sino que, sobre todo, es una solución integrada que ofrece al cliente un producto final (el mapa de alta calidad) y de fácil manejo gracias a un software comprensible. ¿Quiénes son sus clientes? En principio, cualquier empresa que necesite una muestra cartográfica aérea (constructoras, refinerías, compañías de agua, electricidad, agencias forestales…). Todas ellas pueden obtener un mapa de una manera más económica y menos contaminante que si contratan un avión con tripulación abordo.

image
De izquierda a derecha, de pie, Guy Haemers (presidente) y Maarten Vandenbroucke, y sentados, Maarten Van Speybroeck y Peter Cosyn.

“Estábamos convencidos de que existía una gran oportunidad en el mercado para el uso de las aplicaciones civiles que aportaban los aviones no tripulados”, explica Maarten Vandenbroucke, que fundó Gatewing, en agosto de 2008, junto a Peter Cosyn y Maarten Van Speybroeck después de que los tres se conocieran en una red de emprendedores en Flandes. Tras compartir sus conocimientos sobre aerodinámica, ingeniería civil e interacción humana computerizada, crearon el revolucionario X100: un pequeño avión no tripulado (pesa 1,7 kilogramos), que es capaz de volar a 70 kilómetros a la hora y crear mapas casi de manera instantánea a gran resolución gracias a un tratamiento numérico de las imágenes que capta.

Previsiones muy alentadoras
“Para empezar necesitamos una inversión de 400.000 euros, proveniente de la familia y de un préstamo del Gobierno de Flemish”, recuerda este emprendedor que asegura que durante su primer año tuvieron unos ingresos de 50.000 euros y que esperan llegar al medio millón de euros a finales de este año.

El equipo de Gatewing ha demostrado que ser joven no está reñido con tener unas metas empresariales muy claras: “Hay mucha gente que trabaja con equipos no tripulados para ofrecer un producto que sirva para todo. Hemos huido de esa visión y nos hemos centrado en todo lo contrario, en crear un producto superespecializado dirigido a un nicho específico del mercado”, afirma Vandenbroucke.

Su X100 no es solamente un avión que toma fotografías desde el cielo, sino que, sobre todo, es una solución integrada que ofrece al cliente un producto final (el mapa de alta calidad) y de fácil manejo gracias a un software comprensible. ¿Quiénes son sus clientes? En principio, cualquier empresa que necesite una muestra cartográfica aérea (constructoras, refinerías, compañías de agua, electricidad, agencias forestales…). Todas ellas pueden obtener un mapa de una manera más económica y menos contaminante que si contratan un avión con tripulación abordo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo