Estudio Vicente García

La creación de su propia empresa de diseño industrial en Udine le dio a Vicente García Jiménez alas para lanzarse a ofrecer sus proyectos por el mundo. Hoy, desde esta ciudad italiana casi fronteriza con Austria, este joven nacido en Valencia lleva a cabo obras en varias partes del mundo en segmentos como el diseño de productos, la arquitectura efímera (exposiciones) o la brand art installation, una hazaña que, siendo español, ha llevado a cabo en la patria del diseño.

Ciudadano del mundo

Vicente, que da trabajo hasta a 16 profesionales en períodos de punta, no solo ha trabajado en Italia sino que ha desarrollado proyectos en ciudades como Francfort, Londres, Milán, París, Moscú y Valencia, Nueva York y hasta Johanesburgo. “En esta ciudad rediseñamos un showroom de 1.600 m2 para unos de los mayores distribuidores de mobiliario de oficina de toda Africa”, comenta. Vicente se ha encargado del concepto, en el que han trabajado dos personas de su empresa, “además de un estudio de arquitectura en Sudáfrica, que se encarga de la dirección de la obra”, añade.

La llamada internacional

Aún más importante para él fue el contrato de Nueva York. La Anfao–Mido , la patronal de los fabricantes de productos oftalmológicos, le encargó nada menos del cambio de imagen de su área expositiva (arquitectura efímera) en la feria más importante de gafas en EE UU. “Tuvimos dos personas trabajando en el estudio, además de otras ocho en la realización técnica en Milán. Cuatro años después siguen utilizando nuestro concepto”, explica.

Pese a que ahora muchos jóvenes se establecen en el extranjero por necesidad, Vicente no se fue a Italia por falta de trabajo aquí, sino porque, como muchos otros, sentían un fuerte impulso por conocer e instalarse en otros sitios. “En 2003, con 24 años, sentí la necesidad de salir fuera de España, aprender otros idiomas, entender otras culturas, crecer”. De hecho, Vicente tenía un buen empleo en Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo