Oportunidades de negocio en Taiwán

La reciente firma de un acuerdo comercial entre la isla y China amplía el mercado taiwanés, que ya lleva tiempo posicionándose como un lugar favorable para hacer negocios.

image
Taiwán carece de relaciones diplomáticas, pero muchos países han establecido oficinas comerciales.

DATOS TÉCNICOS

  • Población: 23 millones de habitantes
  • Capital: Taipei
  • Principales ciudades: Kaohsiung, Taichung, Tainan
  • Moneda: Nuevo Dólar Taiwanés (NT$)
  • Idioma: Mandarín
  • Crecimiento del PIB: -1,04 % (2009)
  • Inflación: -0,87% (2009)
  • Desempleo: 5,85% (2009)

    El pasado 29 de junio, China y Taiwán firmaron un acuerdo comercial histórico que pone de relieve las oportunidades que ofrece este país. El Acuerdo Marco de Cooperación Económica reduce y elimina aranceles a la exportación para ambos países, ampliando el mercado taiwanés, tradicionalmente pequeño. Sin embargo, los más escépticos temen que la firma sólo sea un paso en falso y que facilite al gigante chino la absorción de la isla.

    RELACIONES ‘NO OFICIALES’

    Y es que, en lo político, Taiwán vive a la sombra de China: sólo 23 estados lo reconocen como país independiente. El resto (España entre ellos) lo considera una provincia de la República Popular China, lo que impide tener relaciones diplomáticas o acuerdos comerciales bilaterales. Pero, en la práctica, muchos países han establecido oficinas de promoción económica (España, también, entre ellos), aunque nuestra presencia empresarial allí es débil, precisamente, por la falta de relaciones oficiales, además de por desinterés y desconocimiento.

    Y eso que, aunque por detrás de Japón, Singapur y Hong Kong (de régimen administrativo distinto al de China), la de Taiwán es de las economías más desarrolladas de su zona: ocupa el puesto 12 en el índice de competitividad global y el quinto en el ranking de Business Environment Risk Intelligence (BERI) como lugar para invertir. Pese a la falta de relaciones políticas, su clima y el desmarque tecnológico por el que apuesta desde hace años, lo hacen favorable para los negocios. Tradicionalmente, además, ha sido y es la puerta de entrada comercial a China. Pero la isla en sí misma también ofrece oportunidades:
    Consultoría. En los últimos años, la tendencia de las empresas taiwanesas ha sido dejar sólo de producir para empezar a hacer branding. El Gobierno está fomentando la competitividad de la industria, el I+D y el diseño industrial. Así, se abren oportunidades para empresas españolas. “El sector público está importando conocimiento de empresas norteamericanas y europeas. Hay oportunidades en que se asienten aquí y enseñen al resto”, asegura David S. Hong, del Instituto de Investigación Económica de Taiwán. “También se necesitan estudios de mercado sobre lo que pueden hacer nuestras empresas en países emergentes”, apunta.

    Sectores en expansión. El Gobierno aprobó el año pasado un plan para estimular la biotecnología, medicina, cultura, turismo, energías verdes y agricultura de calidad, y, más concretamente, el programa i-Taiwan 12 Projects. Este último incluye remodelaciones en transporte público y aeropuertos, desarrollo rural y urbano, protección medioambiental... Así, desde el ICEX indican que los sectores con mayor potencial para empresas españolas son “infraestructuras, energía, telecomunicaciones, transporte aéreo y terrestre, servicios municipales, planificación urbana y turismo”. Que una empresa española consiguiera un contrato público podría incentivar a otras.
    Servicios y productos de consumo. El sector secundario ha ido reduciendo poco a poco su participación en el PIB, con la deslocalización de las fábricas en China, dejando paso al sector servicios, que crece al aumentar el mercado doméstico. Un mercado cada vez más occidentalizado, con mayor poder adquisitivo y que se expande al continente asiático. Una muestra local: la cafetería 85º, que ya triunfa tanto en la isla como en China al más puro estilo Starbucks. Pero los servicios en Taiwán, explica Hong, “no son competitivos, no están en el mercado internacional” y a los productos les falta “creatividad”. Desde el ICEX afirman que el mercado de bienes de consumo es “maduro y especializado” y que, para vender, las vías son: red propia, distribuidor, conceder licencias de fabricación o vender directamente a los grandes minoristas. Otro filón en el que entrar, bien directamente, bien como asesor.
    Franquicias. Las cadenas españolas Mango y Loewe, por ejemplo, están aprovechando las facilidades para expandirse en forma de franquicia. No existe una legislación específica que regule las licencias o las enseñas, sino que los propios franquiciadores pueden elegir cuál es la legislación de referencia entre la de su país de origen y la taiwanesa.

    APUESTA POR LA TECNOLOGÍA Y LA I+D

    No es Japón, ni, de momento, tiene una Samsung como Corea del Sur, pero de Taiwán están saliendo empresas con potencial en la industria de la alta tecnología: por ejemplo, Asus, Foxconn, MSI o la que va camino de ser líder en ventas de notebooks, Acer. El país está descentralizando la producción de bienes de consumo para especializarse en la de tecnología, que supone ya un tercio del total de la producción industrial. Es el Gobierno el que, con su decidida apuesta por el I+D, está motivando este viraje mediante institutos y parques tecnológicos para alojar empresas de electrónica, semiconductores, TIC, biotecnología y nanotecnología. Taiwán es ya el tercer mayor productor de electrónica del mundo (superado tan sólo por Estados Unidos y Japón) y el primero de chips y semiconductores. Como explican en el ICEX, “la clave para el crecimiento del sector está en el desarrollo de productos de alto valor añadido y en la mejora de los servicios prestados”.

    REPRESENTACIONES OFICIALES ESPAÑOLAS

    • Cámara de Comercio de España en Taiwán: taipei@comercio.mityc.es
    • Sección Consular de Manila en Taipei: ofc.taipei@mae.es
    • Instituto de Fomento región de Murcia (Oficina en Taipei): ifrm@ms76.hinet.net
    • Oficina en Taipei de Copca (Consorcio de Promoción Comercial de Cataluña): copcatpe@tpts4.seed.net.tw

      BALANZA COMERCIAL HISPANO-TAIWANESA

      Las pocas exportaciones españolas hacia Taiwán pertenecen al sector del plástico, necesario para la producción de electrónica de consumo y semiconductores, los principales motores de la isla. Y las de productos como el aceite de oliva o la artesanía han caído en favor de Italia, en el primer caso, y de China, en el segundo.

      • Exportaciones: 421
      • Importaciones: 1134
      • Tasa de cobertura: 37,1%
      • Saldo comercial: -713

        Publicidad - Sigue leyendo debajo