Un lujo de conserjes

“Desde privatizar el circuito de Fórmula 1 de Montmeló para probar su nuevo coche deportivo hasta navegar en un lujoso yate de más de 40 metros de largo durante una semana o comprar en las tiendas más exclusivas de París acompañado por un personal shopper que le aconseja con estilo y originalidad”.

Con este peculiar reclamo comercial, una emprendedora española y otra alemana le han dado una vuelta de tuerca al negocio del marketing de experiencias (La vida es bella, Smartbox...) poniendo en marcha un club de experiencias: Bachman & Cruz (www.bachmancruz.com).

Ser socio de este comunidad ofrece beneficios especiales en restaurantes, hoteles, spas y clubes. “Según el nivel de servicio elegido (de 1.200 euros a 6.000 euros al año), los socios de este exclusivo club tienen acceso a uno de los conserjes multilingües entre semana desde las 9 de la mañana hasta 7 de la tarde o las 24 horas del día siete días a la semana. Naturalmente los servicios pedidos se facturan aparte“, explican los responsables de este proyecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo