El negocio de las descargas

Cada día se descargan de la web de Softonic tres millones de programas de software en todos los mercados en los que opera la compañía, lo que convierte a este portal español en líder europeo de su sector y número dos del mundo.

Aunque no creó Softonic en un garaje, sino en las confortables oficinas del grupo Intercom, Tomás Diago no tiene nada que envidiar al prototipo de joven emprendedor norteamericano. Con cara de no haber roto un plato en su vida y sin querer pecar de falsa modestia, asegura convencido que el éxito de su compañía “no tiene mayor mérito que el haber aplicado en España un servicio que ya funcionaba en Estados Unidos”. Sin embargo, su trayectoria personal al frente de la empresa deja entrever el olfato de negocio de un joven que con apenas 22 años supo detectar una necesidad en el mercado y poner en práctica una idea brillante para dar respuesta al consumidor.

Corría el año 1997 cuando Diago constató que no había servicios de descarga de software en habla hispana y decidió probar fortuna. Por entonces finalizaba sus estudios de Ingeniería Técnica de Informática de Gestión y trabajaba para el grupo Intercom. Ambas circunstancias fueron propicias para idear un proyecto de fin de carrera consistente en la creación de un portal de descargas en español en un momento en el que la mayoría de las webs ofrecían sus contenidos en inglés, todo un inconveniente para usuarios de habla hispana.

Han pasado 13 años y Softonic se ha convertido en la página web de descarga y venta de software líder en España, Europa y Latinoamérica y en la número dos de todo el mundo, con sede central en Barcelona y oficinas en Madrid, San Francisco, Shangai y Tokio. Sin embargo, Diago se empeña en quitar hierro a su logro.

“De pequeño siempre me gustó el software, soy fan de los programas y siempre me ha apasionado la informática; de hecho, empecé a programar con sólo 15 años. Así que mi mérito fue el de tener la preparación necesaria para poner en marcha Softonic, pero no la idea en sí misma”, afirma ahora al recordar los primeros pasos de la compañía. En aquel momento, el impulsor de Softonic le contó su idea a Nacho González-Barros, uno de los principales gurús de Internet y fundador de Intercom, que no dudó un instante en prestarle su apoyo.

RÁPIDO Y SENCILLO

Muchos se preguntan cuál es la clave para que una puntocom española haya roto los estereotipos y triunfe en todo el mundo, sembrando el temor entre los gigantes del sector. La respuesta es muy simple: Softonic ha conseguido crear un sistema de descargas de uso sencillo que se adapta a las necesidades del usuario local, incluido el no avanzado. “Es mucho mejor descargar en Softonic que en cualquier web de autor, por una cuestión de idioma, por su facilidad de uso y porque resulta más rápido y seguro”, explica el fundador de la compañía.

La web ofrece actualmente el mayor abanico de programas shareware, freeware y demos comerciales para las plataformas Windows, Macintosh, Linux, Palm, PC de bolsillo y teléfonos móviles. En total, contiene más de 100.000 programas catalogados con explicaciones detalladas sobre cada uno de ellos. El portal ofrece la posibilidad de descargar desde la página del autor o desde su propio servidor y cuenta también con una sección orientada a software para profesionales y empresas.

Inmunes a las crisis. Desde los orígenes de la compañía hasta nuestros días, Softonic ha registrado un auge imparable en todos los mercados en los que opera. Con casi 80 millones de usuarios únicos en todo el mundo, según datos de marzo pasado, el portal ha demostrado ser invulnerable pese al complicado panorama económico. “La explosión de la burbuja de las puntocom no nos afectó porque teníamos una estructura de costes muy baja, con una plantilla que entonces sólo constaba de 25 personas, así que aguantamos bien. No nos habíamos endeudado y generábamos ingresos. La crisis actual se ha notado en España, pero el hecho de que seamos una empresa internacional nos ayuda a seguir creciendo. Hay que tener en cuenta que para este año esperamos que el 60% de nuestros ingresos provengan del extranjero”, afirma Tomás Diago.

Desde la sede central en Barcelona se gestionan los portales en español, alemán, francés, italiano, portugués, polaco y holandés. Cuando la compañía decide abrir negocio en un nuevo país contrata a un equipo de cuatro o cinco editores nativos que se trasladan a Barcelona y crean la versión específica para ese mercado. De esa manera, Softonic se ha convertido en una empresa global operando casi exclusivamente desde España y manteniendo en sus oficinas en el exterior reducidos equipos comerciales, cuyas plantillas no suelen superar las cinco personas.

Especialización. Tomás Diago cree que uno de los valores que ha permitido a Softonic liderar el mercado ha sido el de la especialización. “Hay competidores globales que no tienen su foco en el servicio de descarga de software sino que forman parte de un portal generalista de tecnología. Nosotros nos dedicamos solamente a la descarga de software. Además, ahora mismo nos encontramos en una fase de transición hacia un modelo en el que al cliente que se baje el software de pago se le va a ofrecer apoyo para su instalación, de manera que podrá acceder a nosotros mediante e-mail y teléfono para resolver cualquier duda”.

El usuario opina. Uno de los elementos diferenciales de Softonic es la importancia que la compañía otorga a la opinión que el usuario tiene del servicio que recibe. Por eso, los editores de la empresa prueban todos los programas antes de publicarlos en la web y emiten su valoración. Pero Softonic ha querido dar un paso más que el resto del sector creando una comunidad de usuarios en la que el cliente que ha utilizado un programa escribe su comentario sobre el mismo y le pone nota. Con todas las puntuaciones emitidas por el consumidor, el portal otorga una nota media a cada producto.

Según Diago, “el consumidor valora mucho no sólo lo que opina un experto sino también lo que piensa el resto de los usuarios de la web. Por eso potenciamos la comunidad. El cliente valora más la nota media que han otorgado otros usuarios que la que dan los expertos, ya que esa puntuación se basa en la experiencia que han tenido con el programa miles de personas”.

Empresa amable. Para crear equipo y que el personal comparta sus ratos de ocio, el fundador de Softonic se ha preocupado de dotar a sus oficinas de una sala con futbolín y videojuegos en la que los trabajadores se distraen cuando hacen pausas en sus tareas.

CRECIMIENTO PROGRAMADO

El portal de Softonic en español facturó en 2009 un total de 15,4 millones de euros, lo que convierte a la firma en la empresa más rentable del grupo Intercom. Un 80% de la facturación procede de la publicidad y un 20%, de los pagos por descarga. Los productos más demandados son los antivirus, el software de Internet, como Ares, eMule o Skype, y los programas multimedia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes