Dicota

Lanzar complementos para un producto de moda.

Desde hace al menos una década, la movilidad ha cobrado una importancia cada vez mayor en el ámbito de Internet y los gadgets tecnológicos. Sin embargo, ha sido en el último par de años cuando la proliferación de dispositivos tan ligeros como polivalentes ha hecho de su uso una práctica cotidiana, sea para trabajar o conectarse a la Red. El advenimiento del iPad se presenta como un salto adelante, que hace que cualquier profesional pueda casi llevar su oficina bajo el brazo.
El hueco. Si cualquiera que tenga un portátil tradicional dispone de un maletín en donde llevarlo, un producto como el iPad pedía a gritos una funda protectora incluso desde antes de su lanzamiento. Y son varias las empresas que la han sacado, como Dicota, un fabricante de maletines para informática que ha buscado trasladar su experiencia en el cliente corporativo hasta los consumidores del iPad.
La fórmula. “Los compradores del iPad son gente dispuesta a gastarse algo más para tener un aparato de calidad, y eso vale para los accesorios: no veo a ese señor que se ha gastado 500 o 700 euros en su iPad llevándolo luego en una funda de plasticorro”, asegura Gregorio Destre, responsable de la empresa para el mercado de España y Portugal.

www.dicota.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo