Y si funciona fuera de nuestro país...

Empresas de éxito como buyvip se inspiraron en otros negocios en marcha

image
Ignacio Arriaga y Carlos Hervás.

No siempre es necesario inventar la rueda. A veces basta con importar una buena idea de negocio y adaptarla a un nuevo mercado (siempre, claro, que no haya patentes de por medio). Gustavo García Brusilovsky, fundador de Buyvip.com, nunca ha tenido reparo en reconocer que importó de Francia la idea de negocio de Vente–Privee.com. Y es lo que ha ocurrido con Groupon.com, por ejemplo. Desde su salida al mercado en Estados Unidos, en España han surgido media docena de propuestas similares, unas más sofisticadas que otras, pero con un común denominador: cada día se lanza una oferta local (en las principales ciudades) con un descuento que puede llegar hasta el 90% (aunque lo habitual es que la rebaja oscile entre el 40 y el 50%) y con el mismo modelo de negocio.
No te pierdas el próximo número de Emprendedores: encontrarás más de 50 buenas ideas extranjeras para importar ya...

LÁNZANOS: Tengo un proyecto para usted

En este caso, la idea original se le ocurrió a Yancey Strickler, Perry Chen y Charles Adler, los fundadores de la estadounidense Kickstarter.com, una plataforma on line de crowdfounding que lo mismo financia una webserie que una carnicería ecológica en Brooklyn. “¿Por qué no importar una idea de negocio que funciona fuera? ¿Por qué no iba a funcionar aquí?”, apunta Carlos Hervás, co–fundador de Lánzanos.com junto a Ignacio Arriaga y Rafael Cabanillas. “Nuestra propuesta, al igual que Kickstarter permite a los internautas presentar en la web su proyecto o idea, al que se le asigna una cantidad de dinero necesaria para su realización y un tiempo mínimo en el que conseguiría y sólo si el proyecto alcanza la cantidad antes de que termine el tiempo, se considera satisfactorio. Los usuarios de Lánzanos apoyan sólo las ideas que les interesen, de esta forma actúan ellos mismos como filtros para conseguir que unicamente los proyectos que ellos consideren sean capaces de llegar a buen puerto. A cambio de su apoyo económico, el autor propone una serie de recompensas”, explica.

¿Qué les animó a meterse en este proyecto? “Además del éxito en Estados Unidos, hay ya muchas páginas que comienzan a utilizar el crowdfounding en España. Riot Cinema Collective [la productora independiente detrás de la película El cosmonauta], por ejemplo”, cita.

¿Cómo diferenciarse? “Utilizamos la plataforma Paypal en lugar de la pasarela de pago de Amazon. Y lo planteamos no sólo para usuarios españoles, sino también suramericanos. Y también dejamos un espacio a proyectos benéficos. Hay más gente que quiere exportar esta misma idea. Creemos que estos dos mercados nos diferencian”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo