De vacaciones con Mary Poppins

Nicola Grant, su fundadora, invirtió 12.000 euros en montar la compañía y, a día de hoy, Holiday Nanny cuenta con 70 profesionales

¿A quién no le apetece poder sentarse tranquilamente con su pareja durante las vacaciones mientras no tiene que echar un vistazo constantemente a los hijos? Éste es, básicamente, el leivmotive de la empresa Holiday Nanny, especializada en proveer niñeras altamente cualificadas para acompañar a las familias cuando se van de vacaciones.

Necesidad no cubierta
La empresa la fundó en junio de 2007 Nicola Grant, trabajadora del sector bancario y madre de dos niños, “después de que me diera cuenta de que no había una agencia especializada en este tipo de servicios y que yo quería contratar para irme de vacaciones con mi marido, mi hijo de tres años y el bebé”, recuerda esta emprendedora, que invirtió 12.000 euros en montar la compañía. A día de hoy, Holiday Nanny cuenta con 70 profesionales que están catalogadas en tres áreas diferentes: unas son maestras, otras enfermeras pediátricas y el resto, niñeras con la correspondiente formación. Una semana de sus servicios cuesta 500 euros e incluye 14 horas de cuidados y dedicación de los niños por la noche, aunque la familia debe hacerse cargo también de su alojamiento, manutención y desplazamientos. Grant consiguió terminar el año 2010 con unos ingresos de 177.000 euros (trabajando a tiempo parcial) y fue galardonada con el BT Essence of the Entrepreneur en 2008.

www.holidaynanny.org

Publicidad - Sigue leyendo debajo