Keruve

Los pedidos les llegan desde lugares tan dispares como Finlandia, EEUU, sudamérica o Australia, entre otros.

image
Abilio Caetano y Francisca García, con los minilocalizadores que ayudan a los enfermos de Alzheimer.

“A finales de 2003, hubo varias noticias sobre desapariciones de enfermos de Alzheimer con trágico final. Por ese motivo, mientras estudiábamos ingeniería de telecomunicaciones en la Universidad de Sevilla, decidimos investigar y desarrollar localizadores miniaturizados que ayudaran a personas con alto riesgo de pérdida”, recuerda Abilio Caetano, que junto a Francisca García, puso en marcha, en junio de 2005, con una inversión de 20.000 euros, Visión Sistemas de Localización.
“Hemos desarrollado un localizador, protegido con patentes a nivel internacional, denominado Keruve. Consta de un reloj, que lleva la persona con Alzheimer, y un receptor, que tiene la familia. Pulsando un botón, la pantalla del receptor posiciona en un mapa dónde está el portador del reloj. De esta manera, se consigue una localización directa y eficaz, sin ningún intermediario ni centro de control”, destaca. Desde 2008, la compañía está alojada en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja 93. Y gracias a recursos propios, a los premios (han recibido una docena a la innovación y a la iniciativa emprendedora), a varias líneas de crédito y a los incentivos a la I+D han podido invertir hasta la fecha 453.000 euros. El primer año de comercialización (2008) facturaron 150.000 euros. En 2009, 300.000. Y las previsiones de ingresos son de 500.000, en 2010, y de 2,5 millones, en 2011. “Nuestro grado de innovación es tal que nos demandan pedidos de Estados Unidos, Italia, Alemania, Finlandia, Francia o incluso Australia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

www.keruve.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo