La Búfala del Empordá

image
Para Lluís Mont, en los productos derivados de la búfala son todo ventajas: más producción, mejor carne que la de vaca y más saludable al contener menos grasa.

De momento, la Búfala del Empordà genera unos 1.000 litros de leche diarios, lo que le supone unos ingresos al año de 438.00 euros. Esta cantidad se podría multiplicar por cuatro durante el año que viene, cuando la producción y la comercialización de mozzarella se encuentren a pleno rendimiento. La previsión es que esta primavera la empresa fabrique entre 1.000 y 1.200 kilos de mozzarella al día.
Una de las ventajas con las que cuenta la explotación de Lluís Mont es que la leche de búfala posee el triple de grasa y el doble de proteínas que la de vaca. Además, con 100 litros de esta última se pueden elaborar unos 16 kilos de queso, mientras que con la de búfala la cifra puede alcanzar los 30 kilos. De esta forma, la calidad provoca que se multiplique el precio de venta en relación a la leche y el queso tradicional.

Aunque todavía no es una carne muy demandada en Cataluña o en España, Mont confía en que la tendencia mejore con los años. Él no se cansa de repetir que las búfalas son mejores que las vacas, incluso más dóciles. Lamenta que aún no existe mucha demanda en el mercado interior. Por eso, los acuerdos comerciales que ha firmado para vender la carne han sido con empresas italianas: “Allí sí que es apreciada porque saben que la carne tiene una tercera parte menos de colesterol que la de ternera”. Mientras, Lluís Mont se enorgullece de que la antigua explotación ganadera Ramaderia Mont haya pasado a ser la empresa familiar la Búfala del Emporda, que elabora la primera mozzarella catalana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo