Con un buen producto y mucha cara. Así les compró Telefónica

Al tercer correo sin recibir respuesta, David de Santiago, CMO de Dinoflux, dejaba de insistir para no ponerse pesado y pasaba a tocar otra tecla. En una de esas contactó con Telefónica y les compró.


image
Cyber Security Ventures

Pasaron a formar parte de la tercera edición de Cybersecurity Ventures , la aceleradora de Incibe, entre los 76 proyectos presentados. Luego ya, en la final, quedaron los segundos, con un premio de 24.000€. Sin embargo, cuanto el equipo de Dinoflux se integró en el programa de aceleración ya habían recibido una primera propuesta de adquisición por parte de Telefónica, después de que David de Santiago, CMO de la compañía, hubiera machacado con cientos de correos y llamadas a puerta fría a las empresas. Por eso a él no le resultaron chocantes las palabras que pronunció Cristina Bentué, CTO en Continuum Security , en un encuentro con ellos. “No vayáis pidiendo perdón a ningún lado. Ellos os necesitan más que vosotros a los fondos. Tened muy claro que ellos necesitan empresas tecnológicas donde invertir. Mientras llegan y no, vuestro trabajo es sumar clientes y ganar mercado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso es lo que ellos estaban haciendo, hacer mucho ruido y llamar a todas las puertas porque esa es la única forma de que el mercado se entere de que una startup pequeña y sin apenas recursos, dispone de un buen producto. Dinoflux es una plataforma de Threat Intelligence que, gracias su eficiente tecnología, genera Indicadores de Compromiso y proporciona las herramientas necesarias para responder adecuadamente a los incidentes de ciberseguridad. Destaca su capacidad para el análisis masivo de malware y la generación de inteligencia de amenazas en tiempo real y muestreo de productos IoT (IoT Anomaly Detection).

A los seis meses de salir al mercado

Con este argumento y con tan solo seis meses en el mercado, el equipo de Dinoflux, que además de De Santiago, componen José Ramón Palanco, fundador, y Cristian Sandoval, CTO, logra persuadir a 4 empresas para poner en marcha un piloto y probar la solución de forma gratuita durante el periodo de un mes. Ninguna de estas cuajó, pero tampoco les importó demasiado porque ya habían recibido la propuesta de ElevenPaths , la Unidad de Ciberseguridad de Telefónica.

Si alguna duda tuvieron entre seguir adelante con el proyecto por su cuenta o aceptar el exit la despejaron pronto. “Sabemos que el producto es bueno, pero también somos conscientes de que en esta industria y en este momento, las cosas van muy deprisa. Una empresa con mayor músculo financiero que cualquier startup podría desarrollar algo similar y tomarnos la delantera”. Ese fue el planteamiento que se hizo Dinoflux con el atractivo de que el equipo, aunque ahora forme parte del portfolio de empresas de ElevenPaths, seguirá al frente del proyecto con mayor respaldo, desahogo económico, de tiempo y cobrando, que era algo que no hacían desde que empezaron a full time con la empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ahora que la operación está cerrada y aunque no puede revelar la cifra de adquisición por motivo de confidencialidad, si se le pregunta a David de Santiago sobre cuáles fueron las claves para conseguir que Telefónica les adquiriese a los seis meses de estar en el mercado y sin haber conseguido tracción responde: “La primera, aunque suene a tópico, creer en tu producto, pero sabiendo que es bueno, que en esto de la tecnología vender humo no funciona. La segunda, confiar en el equipo y, por último, hacer mucho ruido y echarle cara, que es lo que le echamos nosotros para contactar con Telefónica”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo