Dos startups españolas, elegidas para el South Summit de México

Una de Madrid y otra de Huelva, han sido seleccionadas entre más de 300 proyectos innovadores de todo el mundo

Co-workers working in start up office
Getty Images10'000 Hours

Tan solo dos startups españolas han sido seleccionadas, entre los 40 proyectos finalistas, que participarán en el encuentro internacional South Summit México, que tendrá lugar los días 3 y 4 de diciembre.

Las dos empresas españolas han sido elegidas entre más de 300 startups procedentes de todo el mundo, tras valorar aspectos como la innovación del proyecto, viabilidad económica, escalabilidad, equipo y su potencial inversor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

JUMP es una de ellas y se dedica a ayudar a proveedores de servicio de vídeo en la toma de decisiones diarias de su negocio, "proporcionándoles una solución rentable basada en datos para alinear los servicios de vídeo con las expectativas del usuario". Esta empresa de Madrid, fundada por Jerónimo Macanas, "ofrece análisis de vídeo avanzado y predictivo, a la vez que aporta descubrimiento y recomendación de contenido personalizado y la automatización de marketing para impactar en los usuarios, utilizando big data y machine learning".

La otra es una empresa de Huelva, fundada por Abraham Gómez, llamada NutraSign, "que pone en manos de los operadores de alimentos una herramienta respaldada por tecnología de cadena de bloques, para cumplir con el proceso de trazabilidad. Su aplicación busca simplificar los protocolos operativos, reducir costes, aumentar la velocidad del proceso y actuar con mayor eficacia en la gestión de incidencias para autentificar la originalidad y el origen de un producto sin necesidad de recurrir a terceros".

Entre las startups elegidas, un 35% han sido creadas en México; un 10% son de Colombia y de Estados Unidos; Argentina, Brasil, Chile y Ecuador tienen una representación de un 7,5%; mientras que España y Uruguay comparten un 5%. Por último, de Venezuela e Israel procede un 2,5% de las startups.

El 40% de las startups han sido fundadas por mujeres, aumentando así la representación de emprendedoras en el ecosistema. Más del 56% de startups genera empleabilidad en sus ciudades, superando los 10 empleados en plantilla, además de encontrarse un 53% en fase scale up.

En su búsqueda de desarrollo de negocio, el 90% de las startups seleccionadas busca crear acuerdos estratégicos con otras corporaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En cuanto a las industrias a las que pertenecen las finalistas van desde fintech a industria 4.0, energía y sostenibilidad, movilidad, edTech y viajes.

La ganadora de Startup Competition 2018, celebrada en Madrid el pasado mes de octubre, fue la biotecnológica Amadix, que dirige Rocío Arroyo. Esta empresa vallisoletana, fundada en 2010, está especializada en diagnóstico molecular y centrada en el desarrollo de pruebas de diagnóstico innovadoras para la detección temprana del cáncer en la sangre.

La startup más disruptiva fue la británica Valerann, que dirige Gabriel Jacobson. Fue fundada en 2016 con el objetivo de hacer que las carreteras sean inteligentes. Para ello, Valerann trabaja en el desarrollo de una solución de gestión de tráfico que no requiere infraestructura de apoyo. Utiliza tecnologías que transforman simples marcas viales en dispositivos inalámbricos inteligentes.

La startup con el producto más escalable fue la valenciana Sheetgo, dirigida por Yannick Rault, que ha desarrollado un SaaS que permite a las empresas ahorrar tiempo al automatizar procesos y también dinero, al ofrecer un producto que se puede personalizar completamente para las necesidades de los usuarios.

Y la startup con el mejor equipo fue la madrileña Clicars, fundada por Carlos Rivera y Pablo Fernández. El objetivo de esta empresa, que en su primer año facturó 5 millones de euros y 15 el segundo, es cambiar la forma en la que las personas compran automóviles en España, "transformando un proceso complejo y doloroso, en una experiencia simple y agradable".

Publicidad - Sigue leyendo debajo