La emprendedora que decidirá quiénes serán los próximos 'Ronaldos' y ‘Messi’

Desarrollan una plataforma tecnológica para la detección temprana de talento futbolístico en todo el mundo apoyándose en ingeniería de video e inteligencia artificial. El proyecto se llama Silicon Soccer y lo impulsa una mujer.

image
Silicon Scoccer

A sus 27 años de edad, Victoire H. Cogevina Reynal, argentina de nacimiento, acumula ya varios hitos destacables. El primero de ellos es conseguir que en Silicon Valley se interesen por el fútbol, deporte rey en todo el mundo menos en EE.UU. El segundo gran mérito es haberse colado en ese minúsculo 2% de mujeres que, como CEOs, encabezan startups en Silicon Valley con un proyecto, Silicon Scoccer, desde el que desarrollan una plataforma tecnológica para dar visibilidad a los jugadores de fútbol amateurs y semi profesionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La aplicación servirá para conectar directamente a los talentos deportivos con los diferentes clubs y ligas de futbol que pueden convocarlos. Los agentes de futbol, en principio, no tendrán acceso a la plataforma. La herramienta se basa en una plataforma de video para que los “cazatalentos” puedan ver a los chicos en plena acción. En una segunda etapa harán uso de la inteligencia artificial y machine learning para que sea la propia plataforma la que evalúe a los futbolistas y analice sus cualidades y ofrecerlos conforme a determinados parámetros de búsqueda. El proyecto está todavía en fase de implementación y no será hasta el próximo mes de marzo cuando lancen la app al mercado con el nombre de Gloria “porque es lo que los deportistas buscan y porque además es nombre de mujer”, afirman.

Cogevina viene del mundo de la comunicación y del deporte como hincha de toda la vida del Racing Club de Argentina. Junto a su madre, la agente FIFA Shalimar Reynal, fundaron la compañía Sr All Stars , una agencia de representantes de jugadores de fútbol manejada por mujeres. En esta, Victoire H. Cogevina se encargó de crear la estructura corporativa y lideró el departamento de Imagen y Relaciones Publicas.

Aquí es donde detectó una necesidad y una oportunidad de negocio: el problema que tienen los profesionales deportivos para ganar visibilidad en el mercado y la dificultad de los ‘cazatalentos’ hasta dar con ellos y evaluarlos. Con el propósito de hallar una solución a dicho problema, se trasladó a Estados Unidos para fundar Silicon Soccer y crear una solución transparente y honesta para la industria global del fútbol.

El principal handicap que se encontró al llegar a la cumbre del emprendimiento fue la falta de interés y el desconocimiento de este deporte . “No deseaban invertir en un deporte que no conocen. Unas 47 veces le dijeron que No, hasta que a la 48 llegó el Sí”, cuentan. La financiación la recibió de un fondo de inversión asiático radicado en Silicon Valley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ello le ha dado aire para seguir desarrollando la que esperan convertir en una comunidad gigante. Las cifras que barajan estiman en 60 millones la cantidad de potenciales usuarios de la solución, entre jugadores, clubs y ligas profesionales. Todos ellos deberán pagar una cuota para acceder a la base de datos.

“Esperamos que, en breve, la empresa se convierta en el estándar que de visibilidad y acceso a los talentos de futbol a la industria y que se convierta en la base de datos de talentos mas grande y globalizada del mundo”, declaran. En una entrevista concedida a otro medio Cogevina resumía como objetivo primordial “que los jugadores talentosos no queden en el camino por alguna razón extra deportiva”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo