Tuvalum: la startup que revolucionará la compraventa de bicicletas en toda Europa

Prevé cerrar 2018 con más de 2 millones de € de facturación y trabaja en una serie A de 1 millón de €

Ismael Labrador y Alejandro Pons, fundadores de Tuvalum
EsquireTuvalum

Nacida en 2015, en el programa de incubación de Demium Startups y acelerada por SeedRocket y Plug and Play, la startup Tuvalum ya gestiona un catálogo de más de 8.000 bicicletas procedentes de particulares, tiendas y fabricantes.

Esta startup, fundada por Alejandro Pons e Ismael Labrador, comenzó con la compraventa de material deportivo de segunda mano para triatlón, ciclismo y mountain bike y ahora se han especializado en las bicis. "Seguimos transaccionando componentes y accesorios de ciclismo y triatlón, como ruedas, cuadros o zapatillas de ciclismo, pero ha sido el mercado el que nos ha focalizado en las bicicletas –reconoce Pons–. El 90% de nuestras ventas son bicicletas y, dado que la problemática de vender o comprar una bicicleta de segunda mano para un particular es mayor que comprar o vender unas zapatillas, nos hemos especializado en este tipo de productos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hasta ahora, Tuvalum ha 'utilizado' el mercado español (y Portugal, donde también operan) como su producto mínimo viable, "lo que nos ha permitido validar nuestro modelo de negocio y construir las bases del objetivo de la compañía: cambiar el sector de la compraventa de bicicletas a través de la digitalización y de una experiencia de cliente única. El siguiente paso es demostrar que podemos facilitar la compraventa en un contexto internacional donde el vendedor y comprador vivan en países distintos".

Para alcanzar ese objetivo, se han marcado un plan muy ambicioso de posicionar a la empresa, en dos años, como el primer grupo de venta online de bicicletas de Europa. Para ello, están trabajando para estar presente en 6 mercados europeos, además de España y Portugal, en Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

En ese camino, acaban de cerrar una ronda de financiación, liderada por SeedRocket 4Founders, a través de la plataforma de coinversión Startupxplore, de 257.000 euros, y en la que han participado 90 inversores.

Ya es la segunda ocasión en la que SeedRocket invierte en Tuvalum. La primera fue en agosto de 2017 con 75.000 euros y en esta ampliación de capital invierte 150.000 euros (25.000 a través de Startupxplore y el resto, directamente). "Nos encanta Tuvalum por la combinación de SEO y marketplace, de demanda y oferta y porque da pie a arbitrar. Es un proyecto replicable internacionalmente y con potencial para liderar la disrupción del mercado de la bicicleta y generar grandes beneficios. Nos gusta mucho el equipo y los emprendedores Alejandro e Ismael, desde el primer momento, han puesto foco en ser eficientes con cada euro invertido", subrayan desde SeedRocket.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"En nuestro road map, ya teníamos marcado expandirnos a nuevos mercados independientemente de la ronda, pero, obviamente, gracias a ella, podremos acelerarlo. Nuestro objetivo es finalizar 2019 estando en esos seis mercados europeos", afirma Pons, que prevé cerrar 2018 con más de 2 millones de euros de facturación.

Transformar el mercado

El modelo de compraventa de Tuvalum sigue la línea de otros grandes marketplaces, que han transformado sectores tradicionales. "Internet ha cambiado la manera de comprar y vender cualquier cosa. Sin embargo, el mercado de las bicicletas sigue anclado en las mismas pautas que hace 40 años. Para comprarte una bicicleta nueva, tienes que ir de tienda en tienda, la oferta es limitada en cada una de ellas y esto supone dedicar mucho tiempo y desplazamientos. Si acudes al mercado de segunda mano, tienes que quedar con desconocidos o arriesgarte a que te envíen una bicicleta en mal estado o te engañen con los pagos si la compras a distancia. Y lo mismo sucede cuando quieres vender tu bicicleta, que, a veces, tienes que dejar que un desconocido la pruebe. Esto sucedía también hace unos años cuando querías alquilar un apartamento para irte de vacaciones y Airbnb lo cambió, digitalizando todas las gestiones que son necesarias en este tipo de operaciones. En Tuvalum seguimos el mismo camino. Nos ocupamos de todas las gestiones necesarias para dar seguridad tanto a compradores como vendedores. En nuestro caso, no sólo gestionamos los pagos, sino también el transporte de puerta a puerta y realizamos un control de calidad a todas las bicicletas vendidas para comprobar su estado".

Los fundadores de Tuvalum trabajan para conseguir que el proceso de comprar o vender una bicicleta de segunda mano sea tan cómodo como comprarse unos zapatos por Internet o encargar una pizza. "Para ello, estamos trabajando tres factores clave: seguridad, comodidad y transparencia. Puedes comprar desde tu móvil, sin moverte del sofá, con la seguridad de que recuperas tu dinero si la bicicleta no está como indicaba el vendedor y te la llevamos a la puerta de tu casa. Lo mismo sucede si quieres vender una bicicleta: subes tu anuncio con tu móvil y nos encargamos de todo lo demás: te buscamos un comprador, te enviamos una caja de embalaje, recogemos la bicicleta, la revisamos y te pagamos. Y además, damos asesoramiento personalizado para que la bicicleta que compres sea la que realmente necesitas. Tan fácil como encargar comida en Just Eat o comprarte unos zapatos en Amazon", argumenta Pons.

Tuvalum ya están trabajando en una serie A de 1 millón de euros, de cara al segundo semestre de 2019.

Publicidad - Sigue leyendo debajo