Cómo triunfar con un negocio de moda con el método Netflix

Esta startup nace con el propósito de renovar el armario de las mujeres sin necesidad de adquirir ropa. Basta con una pequeña suscripción mensual para alquilar prendas nuevas y sumarse a un compromiso medioambiental.

image
Ecodicta

El eslogan de Ecodicta es ‘viste con conciencia’ porque lo que persiguen es aprovechar la tendencia del pago por uso a través de un modelo de negocio sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Sus fundadores son Mercedes García, emprendedora mexicana, Mario Carreras, que trabaja también en la parte de operaciones de Spotahome, José Manuel Fuertes y Raúl González, el CEO. Tres de ellos son politólogos de formación, pero como parece que este campo se revoluciona solo, han optado por emprender y revolucionar los armarios.

Concienciados con el cuidado medioambiental y la economía colaborativa han creado una plataforma de alquiler de ropa con el modelo de suscripción a precio asequible. La idea surgió a raíz de que Mercedes García se viese, obligada por su trabajo, en la necesidad de adquirir ropa nueva cada vez que asistía a un evento o una conferencia. Los promotores de Ecodicta sabían de la existencia de un negocio similar en Estados Unidos para estos casos que funcionaba muy bien, así que se animaron a replicarlo en España.

La ropa que ofrecen es solo para mujeres, con edades de entre 30 y 35 años, que necesitan lucir distintos modelos en su día a día -no para eventos que requieran etiqueta formal- pero que compartan el compromiso con reducir el consumo y poner así freno al fast fashion y la contaminación de la industria textil.

La ropa que ofrecen no es de segunda mano. Ellos mismos la están adquiriendo y alcanzan acuerdos con proveedores y marcas “españolas y con el foco en lo sostenible, para cerrar el círculo”, dicen. Una personal shopper que trabaja con ellos se encarga de asegurar el buen estado de la ropa que alquilan y tienen también alianzas con varias lavanderías “que nos dejan la ropa como nueva”.

En cuanto a si en España estamos ya preparados o no para asumir su concepto de negocio, Raúl González responde: “Yo creo que sí. La tendencia del pago por uso es cada vez mayor, igual que la concienciación con el medio ambiente. Nosotros vimos que mucha de la ropa que se compra no tiene más de 5 usos cuando se desecha, igual que sucede con la ropa de mala calidad. Esto genera una problemática porque esa ropa acaba normalmente en vertederos o en países en vías de desarrollo contaminándolos aún más y hundiendo la industria textil local”.

Esa es la razón de ser de Ecodicta, que se presentan como el “Netflix de la ropa español. El pago de la cuota varía entre 30 y 50 euros al mes, dependiendo de la modalidad escogida, por 3-5 prendas de ropa que el estilista selecciona conforme a los gustos y tallas de la usuaria. Ellos se encargan de la entrega y recogida. Disponen también de un seguro para cubrir posible daños de la prenda y ofrecen la opción final de adquisición “si la usuaria se enamora de una ropa”.

Con apenas un mes de andadura, es pronto aún para hablar de métricas, aunque Eduardo García, un especialista en relaciones internacionales que acaba de sumarse al proyecto para la parte de desarrollo y operaciones, confía en que la empresa alcance el punto de equilibrio el próximo año y empezar a hablar cuanto antes de facturación. Mientras tanto, se dedican a hacer ruido en las redes, especialmente Instagram, y a invertir en Google Ads para darse a conocer. Asimismo, tras pasar un proceso de mentorización en el espacio que la Escuela de Organización Industrial (EOI) dispone en Alcobendas, están siendo ahora acelerados en Conector Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo