¿Un negocio tradicional? ¿Y por qué no?

La bajada del precio de los locales comerciales reaviva la llama de propuestas innovadoras en sectores tradicionales que no tienen más remedio que meterse en costes fijos.

Ya te hemos insistido en mil ocasiones que si estás pensando en emprender, huyas de los costes fijos. Y como el alquiler es un señor gasto fijo –no una inversión, salvo la fianza, que sí se recupera–, siempre te decimos que evites tener un local si no lo necesitas y si lo necesitas, que no lo busques hasta que no tengas más remedio. Por si no lo sospechabas, hay honrosas excepciones a la regla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y la bajada del metro cuadrado en zonas comerciales es un aliciente para esas honrosas excepciones: los contratos se firman por cinco años, manteniendo precios, justo el tiempo en el que se suele tardar en recuperar la inversión en un negocio tradicional a pie de calle. Según el último informe de la consultora Aguirre Newman: “Los precios de alquiler mantendrán la tendencia marcada en 2010: nuevas caídas de precios en ejes secundarios, estabilidad en los comerciales y aumentos moderados en los más exclusivos”. Por ejemplo, las emprendedoras detrás del proyecto Costura nunca habían soñado con abrir un local propio a 300 metros de las Ramblas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo