El TripAdvisor de los talleres mecánicos

Para dar una idea clara de su idea del negocio, en Tallerator se comparan con el TripAdvisor de los tallares mecánicos. La plataforma recoge ya cerca de 16.500 talleres de toda España.

image
Pedro Pages

La idea de crear un comparador de talleres se le ocurrió a Pedro Pages tras una conversación mantenida con un taxista en Asturias sobre las recomendaciones de adquisición de vehículos que se hacen entre ellos conforme a estadísticas de averías frecuentes. Por otro lado, Pages ya llevaba tiempo barruntando que lo suyo era montar algún negocio, como su padre, también emprendedor. Así que cuando se quedó en paro aprovechó los dos años de desempleo para desarrollar su idea de negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El resultado fue Tallerator , un comparador de talleres mecánicos basado en la confianza y las recomendaciones de otros usuarios. Pages ya acumulaba cierto conocimiento de gestión gracias a su apoyo en el negocio familiar, pero ello no le impidió evitar las dificultades que fueron surgiendo conforme avanzaba en su idea. La primera: acometer un proyecto unipersonal, que le mantuvo durante meses durmiendo una media de cuatro horas al día. La segunda: el dinero, tanto para ampliar el equipo como para progresar en el desarrollo y la visibilidad.

El talento lo captó finalmente como hacen gran parte de las startups, vendiendo entusiasmo y ofreciendo participaciones de una empresa en Power Point. En cuanto al dinero, tras agotar las convencionales 3F’s, recurrió a la financiación pública solicitando un préstamo participativo de Enisa y otro al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) . En ambos casos por valor de 50.000€. Estrategias como estas tuvo ocasión de aprenderlas en su paso por la aceleradora BBooster donde permaneció cuatro meses hasta salir con un modelo mucho más maduro.

En cuanto a la visibilidad, también fue algo en lo que siempre hizo hincapié Pedro Pages. No en vano había fundado antes otra empresa denominada SEOalia, una consultoría SEO para posicionamientos y rentabilidad web. Todos los conocimientos allí adquiridos los volcó luego en su marketplace web y móvil sin olvidar, tampoco, echar gasolina en Google Adwords.

La idea al final vio la luz en el año 2012, publicitándose como un comparador de presupuestos de mecánica para ahorrar en las reparaciones y mantenimiento del coche. El funcionamiento es sencillo: el usuario se registra y solicita a través de Tallerator el servicio que necesita. Los talleres, también registrados, reciben la solicitud y, en poco tiempo, aparecen en el panel del usuario hasta cuatro ofertas y presupuestos en función de la proximidad y valoraciones de otros usuarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El que paga aquí a Tallerator como intermediario es el taller, no solo el elegido que consigue finalmente la transacción, sino los cuatro que han tenido acceso a los datos del usuario. No está mal el margen.

Los primeros 1.200 clientes dicen que los consiguieron prácticamente sin esfuerzo pero van ya, gracias a estrategias de growth hacking, por los 16.436 talleres que se reparten por toda España. En cuando a la base de usuarios la cifran en torno a los 200.000-300.000. Los datos de facturación se los reservan pero sí afirman haber crecido el año pasado un 40% y facilitan la cantidad de 15M de euros que dicen haber conseguido transaccionar para los talleres que trabajan con ellos.

De cara a 2019 las expectativas son aún mayores. Como ellos dicen, quieren “pisar el acelerador", sobre todo consolidando el proceso de internacionalización que ya iniciaron en 2018 en Italia. Ahora se proponen llegar a México, un mercado con 70 millones de vehículos, al que ya han adaptado el marketplace.

Enisa al nacer y al crecer

Ello requerirá, obviamente, una estrategia más agresiva y más dinero. Aunque después de aquellos dos primeros préstamos de 50.000€ ya referidos, los responsables de Tallerator han ido a distintas rondas de financiación, no por ello renunciaron en esta nueva etapa de crecimiento a recurrir de nuevo a Enisa. El segundo préstamo participativo del la Empresa Nacional de Innovación, ahora por valor de 169.000€, lo recibieron a comienzos de año. “Un fabuloso regalo de reyes”, dice Pedro Pages. Con ello confía el CEO en reforzar la validez de su modelo de negocio, un papel que, a su juicio, cumple Enisa a la perfección. Está claro que ‘peros’ a la institución financiera no le pone “bueno, si me apuras que, en lugar de dos años de carencia, sean diez”, bromea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo