Los brokers de los ‘peloteros’

Es una agencia de representación de deportistas fundada en el año 2005 y con una amplia cartera de jóvenes jugadores de fútbol y también de baloncesto.

image
Sergi Raventós y otros cuatro socios crearon la agencia con 150.000 euros. En 2010, han llegado a facturar 3 millones de euros.

La empresa cuenta con un departamento de marketing deportivo que se encarga de organizar todo tipo de eventos (stages, torneos de pretemporada, partidos amistosos o campus técnicos). También, para ofrecer a sus clientes otro tipo de servicios, tienen subcontratados asesores patrimoniales, abogados, fiscalistas, etc.

Global Sports se creó con un capital de 150.000 euros, pero hubo una importante aportación en especie por parte de los representantes, que ya traían los contratos firmados de sus jugadores”, comenta Sergi Raventós, director general y fundador junto a cuatro socios más. Cuenta con tres agentes FIFA de fútbol (Ramón Arasa, Ángel Castell y Raúl Verdú) y un agente FIBA de baloncesto (Manel Bosch), además de una red importante de profesionales repartidos por todo el mundo.

La empresa está especializada en la captación de jugadores jóvenes para asesorarlos cuando sean profesionales. “Seguimos a muchos jugadores desde hace años. Cuando vemos alguno que destaca con 16, 17 o 18 años, empezamos a hablar con sus familiares para presentarles nuestro proyecto de futuro. Si la familia y el jugador dan su conformidad, llegamos a un acuerdo”.

140 jugadores

Global Sport es una agencia novel que, sobre todo, representa a jugadores de segunda y tercera división, aunque también a algunos en primera. Actualmente lleva a 90 futbolistas, y tienen en cartera a 50 jugadores de baloncesto.

“Cuando firmamos con un jugador, normalmente es por varios años, y nuestros honorarios se los cobramos siempre al equipo que lo ficha, que en fútbol supone una comisión entre un 5% y un 10%, mientras que en baloncesto es siempre de un 10%, excepto los grandes clubes, que te pagan un poco menos”.

La agencia facturó el año pasado 3 millones de euros, pero cada año fluctúa en función de los fichajes. En cuanto a volumen de negocio, la agencia cada año ha ido mejorando sus resultados, si bien la crisis también aquí se está dejando notar. “Los clubes pagan menos y nos cuesta más cobrar, sobre todo en España. Suerte que también trabajamos en el extranjero, lo que nos permite mantenernos con la cabeza bien alta”.

Global Sports está metido en varios concursos de acreedores con varios clubes por falta de pago. “Esto se está convirtiendo en un problema, no sólo para nosotros, sino también para los agentes de los jugadores”, aclara Raventos. “Afortunadamente, tenemos contratos largos con algunos jugadores y vamos cobrando año tras año, pero para la gente que comienza ahora les resulta más complicado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo