Seis startups que nacen de la observación crítica del mercado

Desde una comunidad para profesionales del vino hasta una red de expertos en proyectos biotec

Focused businessman working at laptop in office
Hoxton/Tom MertonGetty Images

¿De observar el mercado? ¡Claro, como todas! Bueno, no lo diría con la boca muy grande. ¿Por qué? Porque no todas las empresas han hecho a priori ese recorrido. Es obvio, necesario, obligatorio, vital… haber analizado con detalle el mercado en el que te vas a meter, pero no todas lo hacen, o si lo hacen, no lo hacen bien. Y muchas [muchas] se dan el batacazo, porque el mercado 'no les entiende'. Tal vez, son ellas las que no hayan entendido a su mercado.

A continuación, te mostramos seis startups que sí han hecho ese trabajo previo a conciencia y presentan proyectos muy interesantes.

Vitivin

Comunidad online para profesionales vitivinícolas

Todos tienen una estrecha relación con el mundo vitivinícola. David Budó y Miquel Gelabert son enólogos. El primero ha trabajado en diferentes bodegas y el segundo tiene una bodega propia en Mallorca, donde reside y trabaja junto a Neus Llopis. Los tres se conocieron en la Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona. Precisamente, Llopis estudió biotecnología y cuenta con dos másteres, uno en microbiología avanzada y otro en ciencia y tecnología cervecera, motivo por el que también está montando un brewpub (cervecería artesanal o microcervecería), en Mallorca, junto a Gelabert. Y el cuarto miembro de este proyecto es Xavier Tristancho, desarrollador informático en diferentes proyectos por cuenta propia.

"Siempre acabábamos discutiendo temas del sector. Había un gran interés por parte de todos en participar y dar nuestras opiniones. Sin embargo, en el día a día no teníamos esa opción para hacerlo. Entonces, para no tener que esperar meses en reunirnos con gente para poder debatir, se nos ocurrió que si hubiese una plataforma online sería una manera de expandir ese afán de debate a muchísima más gente que también lo tenía. Y así nació, en Barcelona, la cooperativa de trabajo Vitivin", recuerda Budó.

Es cierto que existen páginas enfocadas a los profesionales, "pero no tienen comunidad, y también hay comunidades, pero no están dirigidas a los profesionales del sector", asegura este emprendedor. Con Vitivin "queremos fusionar la red de contactos y comunidad de debates y, además, ofrecer contenidos de interés variados, pero con nivel profesional. Nuestro objetivo es ser un referente en el intercambio de conocimientos y opiniones, así como una herramienta de formación continua. Vitivin se presenta como el punto de encuentro donde, por primera vez, los actores principales del sector vitivinícola, podrán compartir experiencias, debatir la actualidad, desarrollar ideas y establecer vínculos en una única plataforma online. Queremos que personalidades, instituciones y empresas trabajen juntas para conseguir la mayor red formativa del Estado". Por ejemplo, han organizado varias masterclass con expertos. Figuran entre sus colaboradores Cofradia del Cava, Universidad Rovira i Virgili y Vinventions.

El modelo de negocio de Vitivin, en el que sus socios han invertido unos 4.500 euros, consiste en el pago de una suscripción mensual, "que permitirá contar con una mayor exigencia y compromiso de los miembros, así como una mayor calidad de los contenidos y del mantenimiento de la plataforma, evitando de esta forma la publicidad intrusiva", subraya Budó.


EcoIDI (SmartWater)

Un sistema que evita desperdiciar agua y consigue ahorros de hasta el 40%

Seguro que alguna vez [estamos convencidos que 'muchas'] has abierto el grifo del agua caliente para ducharte y la has dejado correr hasta que sale caliente. En ese proceso, más que habitual, se pierden por el desagüe entre 5 y 20 litros de agua, toda la energía que se ha utilizado para calentarla y la consecuente emisión de una cantidad de CO2 sin ninguna necesidad.

Además, "estamos tirando por el desagüe agua limpia y potable que se incorpora a las residuales y aumenta el volumen al ser reciclada, cuando no sería preciso", afirma Rafael Rodrigo, inventor junto a Francisco Pelegero, de SmartWater, un sistema que evita que se desperdicie agua.

Estos dos fontaneros de profesión, que han contado con el apoyo de la Universidad Politécnica de Valencia, observaban el malgasto diario de agua que se hacía en todos los domicilios y empresas a los que acudían a trabajar y decidieron buscar una solución. "SmartWater recoge el agua fría de la cañería de agua caliente y la almacena en un depósito para su uso posterior. Con esto, se pueden ahorrar hasta el 40% de agua, el 30% de energía y evitamos un 30% en emisiones de CO2. Para hacerse una idea, con apenas 50 viviendas de 3 habitantes (la media en España), equipadas con el SmartWater, ahorraríamos cada año el agua suficiente para llenar una piscina olímpica, unos 2,5 millones de litros de agua. El ahorro de energía obtenido por estas mismas 50 viviendas en un año sería suficiente para mantener encendidas todas sus bombillas durante 3 años y 8 meses. Y evitaríamos la emisión de CO2 a la atmósfera", sostienen estos emprendedores, que han invertido unos 500.000 euros entre horas de trabajo y capital.


Zoping

Agencia focalizada en SEO para tiendas online a nivel nacional

Es consciente que tener una agencia de SEO no es algo novedoso, pero Richard Ochagavía, fundador de Zoping, sí subraya que "aportamos profesionalidad realizando tareas de SEO focalizadas”.

Dedicado a la distribución de productos gourmet, Ochagavía decidió cambiar porque tenía una tienda online y vendía más por Internet que por venta directa. “Nuestros clientes nos agradecen la transparencia con la que hacemos las cosas y la información continua de la evolución de sus proyectos”.

Ochagavía, que da servicio a toda España desde su oficina en Pamplona (Navarra), sostiene que “nuestro concepto está basado en SEO. No somos una agencia de marketing digital que lo hacemos todo. Queremos que nos vean como expertos en SEO y por ello nos llaman y nos contratan. Nos dedicamos a trabajar, principalmente, con tiendas online a nivel nacional”.

Este emprendedor comenzó hace siete años ofreciendo sus servicios a empresas que ya conocía. “Ya sabía que era un negocio que estaba en auge y que en un futuro iba a tomar mucha importancia, como lo estamos viendo ahora”. En 2017 se constituyó en SL y empezó a contratar profesionales. “Ahora somos 4 dentro del equipo y 3 colaboradores externos”, enumera Ochagavía, que afirma que, “hasta ahora, el único modelo de negocio que existía era el de agencia SEO, pero, a partir de ahora, y por diversificar la estrategia, estamos en la creación de ecommerce”.

Zoping facturó unos 90.000 euros el año pasado y prevé llegar a los 185.000 este año, “porque empezamos el ejercicio a un buen ritmo”.


Aula de Juego

Programas de desarrollo emocional y competencial para familias y centros

"Capacidad crítica, habilidades de comunicación, trabajo en equipo, creatividad, gestión de emociones, definición de objetivos, metas y cómo crear un plan de acción para conseguirlas, liderazgo, empatía, resolución de conflictos, etc. Todas estas competencias son más útiles que aprender datos de memoria, porque te ayudan a tener la capacidad de aprender a aprender de tu experiencia y son claves para reinventarse las veces que necesites en lo personal y en lo profesional. Y esas son las competencias que enseñamos a las familias en Aula de Juego”, explica Mario Pinel, fundador, junto a Esther Arranz, de esta empresa especializada en programas innovadores y vivenciales de desarrollo emocional y competencial para familias y centros educativos.

Aula de Juego nace para dar solución al problema que existe de falta de motivación generalizada y a la desconexión que hay entre el mundo educativo y la vida real. “Nace con el objetivo de integrar dentro de nuestros centros educativos un espacio llamado Aula de Juego, en el que desarrollar a las personas de manera integral y en el que sean capaces de aprender e incorporar esas habilidades y competencias clave que les ayudarán luego a ser felices, críticos y a saber liderar sus propias vidas”, explican estos emprendedores, que han invertido hasta la fecha unos 90.000 euros.

Hasta ahora, han diseñado seis programas formativos dirigidos a familias y a centros educativos y “nuestra previsión es abrir el primer espacio físico en septiembre de 2019 y en 5 años, exportar el modelo a Europa y Sudamérica”.


BioExpert Network

Una red de expertos multidisciplinares que ayuda a desarrollar negocios biotec

Son conocedores del mundo biotec desde hace varios años. Daniel Oliver y Pilar Puig-Sàrries trabajan juntos en Capital Cell, plataforma de inversión online especializada en biomedicina, de la que Oliver es su fundador, y allí fraguaron la idea de crear BioExpert Network, en la que han invertido para su desarrollo unos 10.000 euros.

"Es un lugar donde los expertos en múltiples disciplinas ayudan a las startups y a las empresas, a través de feedback y de una revisión exhaustiva, a desarrollar sus negocios. A cambio, los expertos obtienen créditos para invertir a través de la plataforma de equity crowdfunding Capital Cell. Nuestra innovación es ser pioneros en crear una red de expertos de cualquier parte del mundo que califiquen proyectos en ciencia y en base a la calificación pueda pasar a obtener una ronda de financiación”, explica Puig-Sàrries.

A día de hoy, cuentan con más de 160 proyectos revisados y más de 1.000 especialistas de más de 20 países. “Cada vez llegan más empresas europeas buscando el feedback de líderes de opinión, de directivos de farma o de inversores especializados en nuestro sector. La biotecnología está de moda y cada vez hay más startups e inversores que ven su potencial”. En breve, contarán también con la tecnología blockchain entre sus proyectos.

Puig-Sàrries sostiene que “para crecer y progresar, startups y empresas en general necesitan saber lo que los demás opinan sobre ellas. Si además ese feedback es multidisciplinar y viene de una fuente exclusiva de profesionales, el emprendedor no puede hacer más que aprovecharse de un material por el que normalmente tendría que pagar unos miles de euros. La mayoría de los expertos que analizan estos proyectos lo hacen para contribuir al avance de la ciencia y para ayudar a los emprendedores”.


Danagen Bioted

Productos de biología para investigación y educación

Dedicada al desarrollo de productos de biología molecular, cuenta con dos marcas: Danagen, para productos utilizados en investigación y diagnóstico, y Bioted, para la enseñanza a nivel escolar mediante prácticas de laboratorio.

“En cuanto a Danagen, nuestro producto estrella es un sistema de recolección de muestras de saliva para análisis genéticos que estabiliza la muestra un año a temperatura ambiente, así como diferentes kits para la extracción de ADN circulante para biopsia líquida, microRNA para detección de biomarcadores moleculares y conservación de muestras para análisis de microbioma”, detalla David Navarro, fundador de esta empresa.

Y sobre Bioted, “aportamos un continuo servicio al profesorado mediante cursos de formación de prácticas de laboratorio para que luego transmitan la pasión por las ciencias en sus clases y atendiendo sus constantes consultas sobre las prácticas de una forma amable que les transmite confianza. Somos distribuidores de una de las empresas más importantes de kits para prácticas en ciencia de EEUU, que se interesó por nosotros”.

Navarro, que tuvo la idea de negocio mientras hacía su tesis doctoral al ver lo caro que eran los reactivos para investigación y buscar la forma de fomentar la pasión por la ciencia entre los jóvenes, invirtió unos 50.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo