VídeoTrueque. Negocios del trueque

Superada su mayoría de edad, surgen nuevas fórmulas de trueque entre pequeños comercios impulsadas por la crisis que no nos quitamos de encima. Una de las nuevas ideas es el concepto de trueque gourmet.

image
Carolina de Santis comparte VideoTrueque con trabajos para una productora.

Por si tienes alguna duda sobre si el trueque es negocio, ahí va un ejemplo. Una de las empresas pioneras en este campo –salida del Grupo Intercom–, Acambiode.com, que recibe dos millones de visitas el mes y cuenta con 307.000 empresas inscritas, acaba de cumplir una década en el mercado y tiene presencia en 23 países de Europa y Latinoamérica, a los que tiene previsto añadir este año sucursales en India, China, Estados Unidos, Australia, Canadá y algún país africano. Sin olvidar que llevan ya siete millones de intercambios y el próximo año prevén facturar 1,2 millones de euros intermediando con sus servicios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿A santo de qué viene esta idea de (hacer) negocio? Ahí van algunos datos recientes de la Encuesta de Acceso a Financiación Ajena de las pymes españolas, que elaboran las Cámaras de Comercio: el 87,5% de las pymes (893.000 empresas y autónomos) que se ha dirigido a entidades financieras en el segundo trimestre de 2011 ha tenido problemas para acceder a la financiación; y para el 66% de las empresas (673.000) se ha incrementado el coste de financiación (tipo de interés) en el último trimestre. Bien es cierto que sólo un 27% de las pymes ha pedido financiación para invertir, pero es que esta fórmula a lo mejor le puede interesar a ese 27%.

Ejemplo

VídeoTrueque: ¿Trueque gourmet?

Videotrueque es la primera productora audiovisual en España a través del trueque. Lo que suena rimbombante, lo sabemos. Pero una advertencia antes de seguir leyendo: VideoTrueque no es una empresa, es un grupo de autónomos que ofrece sus servicios como freelance. Vamos, que ya no es tan rimbombante y merece más la pena. “Realizamos vídeos, básicamente para pymes y comercios, a cambio de productos o servicios por valor de 450 euros. No es un banco de horas de trabajo, no acumulas puntos hasta que puedes consumir un servicio. Es más fácil. El comercio no tiene ningún compromiso de intercambiar nada si el resultado del vídeo no le gusta. Si le gusta, lo intercambia por sus productos o servicios por valor de 450 euros de su precio de venta al público. El intercambio se hace en un máximo de tres meses, si es un servicio en un número límitado de veces y como clientes evitamos los días de más facturación de los comercios”, matizan los emprendedores que han dado forma a esta idea, Carolina de Santis y Víctor Orejón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Nuestros vídeos no cuestan ni un euro porque los cambiamos por stock. Queremos que los pequeños comerciantes puedan comunicarse con sus clientes a través del vídeo y que la falta de liquidez no sea un impedimento para lanzar verdaderas campañas de videomarketing. Nuestra relación cliente-proveedor es necesariamente bidireccional, nosotros somos clientes del comercio o nos gustaría serlo. Nuestros vídeos no admiten cambios”, explican.

Publicidad - Sigue leyendo debajo