Siete negocios tech impulsados por el boom del deporte

Los wearables, la realidad virtual y la transmisión en vivo están detrás de la evolución del deporte y sus métodos para atraer a los fans.

France, Bretagne, Sainte-Anne la Palud, Plage de Treguer, cell phone on mountain e-bike
Westend61Getty Images

Ropa interactiva

Una línea de negocio en la que hemos encontrado diferentes modalidades que nos gustan. Una es la de Omsignal, que utiliza sensores integrados en la ropa para medir el rendimiento de los deportistas (los datos monitoreados por la ropa aparecen en la pantalla del móvil gracias a una aplicación). Y otra, mucho más espectacular, es la cámara integrada en el vestuario de jugadores profesionales que propone la española First Vision. Con estas camisetas, el espectador puede disponer de imágenes de los partidos de primera línea de juego, o lo que es lo mismo, lo que se ve desde la perspectiva de uno de los jugadores del campo.

Desarrollar la inteligencia deportiva en el fútbol

Soccerdream es una plataforma basada en realidad virtual que ayuda a sus usuarios a mejorar la toma de decisiones en los partidos de fútbol. No se trata de tecnología para trabajar el entrenamiento físico, de las que hay mil en el mercado, sino habilidades como percepción, anticipación y toma de decisiones. De hecho, el entrenamiento se puede realizar perfectamente sin ningún tipo de movimiento. Gracias a unas gafas de realidad virtual el jugador puede situarse en el espacio físico que más le guste (Bernabéu, Camp Nou…) y una vez en el terreno de juego tomar decisiones tácticas: a quién se pasa el balón, en qué momento, cómo moverse para recibir un pase… Una startup liderada por un equipo español que ha recibido el máximo reconocimiento en el campeonato del mundo de startups relacionadas con el fútbol.

En esta línea nos ha gustado también SoccerBrain, que ofrece a clubes de fútbol, entrenadores y jugadores los mejores conocimientos (en formato vídeo) de entrenadores adaptados a la edad y nivel de los equipos.

Entrenamiento a distancia en tiempo real

Wearables y pantallas para trabajar todo tipo de deportes hemos encontrado muchísimas: Peloton y Zwift para ciclistas, Athos y Whoop para fitness, swimio para natación, SmartCourt para tenis, Zepp para golf… Pero ninguna propone una experiencia en vivo como la de Mirror. Un sistema de acondicionamiento físico que permite a los usuarios conectarse a una clase en vivo desde su casa. Clases bajo demanda en las que un entrenador ofrece instrucciones y charlas personales de motivación o entrenamiento en vivo con otros miembros de la comunidad. Lo complicado del modelo de negocio que ofrece es que hay que comprar un espejo (de ahí el nombre del proyecto) que cuesta casi 1.500 dólares además de abonar una suscripción mensual de 39 dólares para recibir las clases (que son ilimitadas, eso sí, y que se pueden compartir con 5 miembros de la familia). El entrenamiento incluye también monitoreo de los datos biométricos del cliente para ayudarle a mejorar sus marcas personales.

Un curador de contenidos deportivos

Chat Sports ayuda a los seguidores de noticias deportivas a separar el grano de la paja, preparándoles una selección de vídeos e información adaptadas a su propio gusto. Trabajan mucho con contenidos de fútbol americano y de la NBA pero también abarcan todo tipo de eventos en vivo. Crean cada semana más de 20 horas de contenido basado en recomendaciones a partir de comentarios, encuentras y preguntas y respuestas de una comunidad de fans muy activa.

Control de la hidratación según el entrenamiento

Trago es una aplicación fundada en Texas que controla los niveles de hidratación de los deportistas. Lo hace gracias a la comercialización de unas botellas conectadas a la aplicación, desde las que se mide el consumo de agua de cada usuario y su entrenamiento, para optimizar su entrenamiento, reducir el riesgo de lesiones y agilizar la recuperación muscular. La idea es también aprovechar los datos personales de salud y actividad para diseñar planes personalizados de nutrición e hidratación según el deporte y los objetivos de cada usuario.

Los asistentes toman el control de las cámaras

Brizi es una aplicación diseñada por una empresa canadiense que permite a los asistentes a eventos tomar el control de las cámaras situadas en la pista o en otros puntos estratégicos. Así consiguen que los asistentes a eventos sean más participativos subiendo las fotografías tomadas en el lugar a las redes sociales –con ángulos que desde sus móviles son imposibles de conseguir y en las que aparece el patrocinador o la marca del equipo– y de paso proporcionan a los estadios y patrocinadores una fuente de ingresos alternativa. Los contenidos compartidos se pueden monetizar realizando un seguimiento de los datos de los fans y creando perfiles de seguidores para los patrocinadores.

Mejorar la experiencia de las retransmisiones en vivo con audio 360º

Recrear la experiencia del sonido en las retransmisiones deportivas como si el espectador estuviese en el mismo terreno de juego es lo que propone InSoundz. O dicho de otra forma, hacer sentir en cualquier lugar del mundo la experiencia del juego en vivo en un estadio repleto de gente. Sus fundadores dicen que con su tecnología se entra en una nueva era de la radiodifusión, al crear la experiencia del sonido 360 grados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo