4 startups que generan valor a profesionales y empresas

Desde soluciones para 'saber venderse' a tecnología para saltar a mercados innovadores

Creative businesswomen with laptop walking in open plan office with businessmen playing ping pong in background
Hero ImagesGetty Images

Estas cuatro empresas, que forman parte de nuestros 'Emprendedores con Ingenio', han centrado su modelo de negocio en generar valor tanto a profesionales como a otras empresas.

Batiscafo

Agencia ‘boutique’, centrada en generar valor a los clientes desde la creatividad

Su objetivo es ayudar a empresas medianas y grandes "a dar forma a nuevas generaciones de productos, servicios y negocios con los que se mantendrán competitivos en el futuro. No nos especializamos en un sector particular, sino que, precisamente, creemos mucho en el aprovechamiento de conocimientos entre sectores que no tienen una relación directa. Trabajamos con empresas B2C, cuyas soluciones crean un impacto en la vida de las personas, consumidores y usuarios. No trabajamos con empresas que crean soluciones puramente industriales", afirma Silvia Flórez, fundadora junto a Miguel Tito, de Batiscafo.

El trabajo de estos emprendedores se centra "en asistir a nuestros clientes en la definición de sus estrategias. Lo hacemos introduciendo posibilidades más o menos disruptivas, resultado de un trabajo de ideación, formalización y validación. Conectamos la definición de nuevos modelos de negocio con el diseño conceptual de nuevas soluciones alineadas con ellos", profundiza.

Con una dilatada experiencia en proyectos innovadores, Batiscafo se diferencia de la consultoría de negocio tradicional. "Esta se orienta a planificar y define estrategias basadas en el desempeño pasado y en tendencias más o menos predecibles. Nosotros ofrecemos escenarios ‘no continuistas’, y la capacidad de definir ideas y de tangibilizarlas como productos y servicios y ponerlos a prueba. La mayoría de agencias de diseño e innovación terminan siendo esclavas de sus estructuras. Tenemos una mínima estructura fija y trabajamos con una amplia red de colaboradores".


beBee

Red colaborativa para desarrollar la marca personal de los profesionales

"Saber venderse y saber comunicar es básico para todos los profesionales. Es necesario saber diferenciarse, ser visible y reconocido por lo que sabemos hacer para los demás", sostiene Javier Cámara, fundador y consejero delegado de beBee, plataforma de marca personal.

"En beBee se integra la persona completa. Por eso, lo llamamos ‘marca personal’ y no ‘marca profesional’. Detrás del profesional está la persona. Lo que funciona es el networking: tener contactos, gente que te lleva a un estadío diferente. Conozco arquitectos muy buenos que no tienen trabajo y otros que se están hinchando. Quizás, los segundos no son mejores, pero la diferencia es la comunicación", dice Cámara.

beBee, que ya cuenta con 13 millones de usuarios, fue creada como herramienta para que la gente muestre y difunda su marca personal y se promocione hacia reclutadores, clientes y otros medios en sus respectivas industrias. "Permite a los usuarios crear una red de contactos basada en intereses comunes personales y profesionales, uniendo lo personal y lo profesional en un único lugar", describe.

beBee ha firmado un acuerdo con el protocolo Profede, basado en blockchain, "que va a permitir devolver el poder de sus datos al usuario profesional, apostando por una economía colaborativa sin la necesidad de una autoridad central. beBee permitirá a empresas y profesionales hacer pagos apropiados por los datos de otro profesional, independientemente de la organización en la que se encuentre la información de esa persona", subraya.


TMD (Tú Marcas la Diferencia)

Detecta y define el talento para ayudar a los profesionales a ‘venderse’

En 2014, "detecté la necesidad que tenían muchos profesionales que no sabían cómo definirse y expresar sus servicios en el mercado. Necesitaban ayuda para crear y conectar sus negocios con el mercado y poder vender sus servicios o productos", explica Patricia Jessen, que, junto a Javier Muñoz, pusieron en marcha, en 2015, TMD (Tú Marcas la Diferencia).

"Para dar una solución a la necesidad que tenían esos profesionales, diseñamos e implantamos una metodología que permitiera, mediante una serie de sistemas y métodos, detectar y definir el talento humano y a partir de ahí, encontrar ese porcentaje que les diferencia de su competencia. Cuando un profesional se hace consciente de su propio talento, se empodera y es capaz de enfocar con mayor precisión para crear servicios o productos que ofrezcan soluciones a nuevas necesidades del mercado. El objetivo y misión de TMD consiste en poner a disposición de nuestros clientes un proceso de trabajo acompañado que les aporte herramientas de comunicación de alta calidad para conectar y vender en su mercado", sostiene esta emprendedora, que ha invertido hasta la fecha junto a sus socios unos 45.000 euros de recursos propios.

"Ofrecemos un servicio integral, constituido por un proceso metodológico, que parte de la detección del talento de la persona hasta llegar a construir una marca en sus aspectos visual, verbal y vital y todas las herramientas de comunicación para que puedan vender sus negocios: naming de empresa, identidad visual, identidad verbal, manual de uso y archivos de marca, reportajes fotográficos, videos, página web, presentaciones digitales y perfiles en redes sociales. Queremos que nuestros clientes no dependan de nosotros para la gestión de su comunicación comercial", enumera Jessen, que prevé cerrar este año con una facturación de unos 180.000 euros.


Moebyus Machines

Impresora 3D ‘made in Spain’ de gran volumen para mercados innovadores

A Francisco Díaz y Álvaro Gabiño les atraía el mundo de la tecnología 3D y tenían en mente poder montar su propia impresora para juguetear con ella.

"En un momento dado, nos dimos cuenta que el proceso era bastante complejo y nos preguntamos por qué, una vez que ya teníamos los conocimientos, no ayudábamos a todos aquellos que estuvieran interesados en montar su propia impresora, a utilizarla… Y de ahí nació la idea de fundar Moebyus Machines, que pasó de ser una pasión propia por la tecnología a intentar ayudar a los demás a llevar a cabo sus proyectos de impresión 3D", recuerda Díaz.

Empezaron con recursos propios (unos 20.000 euros) y con la entrada del inversor Miguel Ángel Semmler al proyecto, que buscaba un sector innovador y con potencial y que supuso un gran impulso en el crecimiento de la empresa.

"Desarrollamos y fabricamos tecnología bajo nuestra propia marca, pasando por la venta de impresoras tanto en kits como completamente montadas, impresión bajo demanda, consultoría, servicio técnico, formación… La innovación que aportamos es la posibilidad de aplicar la impresión 3D a sectores como la ingeniería, la industria, la arquitectura, la biotecnología o la construcción, desarrollando prototipos e incluso fabricando piezas y todo tipo de productos. Y ya trabajamos en desarrollar un modelo de franquicias en el que ofreceremos servicios de impresión, taller, asesoramiento post venta, etc.".

Publicidad - Sigue leyendo debajo