Un Tinder para perros y otro para viajeros, dos ideas de negocio locas pero muy rentables

Se llaman MatchDog y GenFriends respectivamente y acumulan tantas descargas como las apps de citas

French bulldog sitting with glasses of red heart,white background.
Fernando Trabanco FotografíaGetty Images

Cupido para tu mascota

Sí, has leído bien. MatchDog es una aplicación para encontrar amigos y parejas a los canes. Como en las aplicaciones de citas, en ella se puede crear un perfil de las mascotas adjuntando fotografías, su nombre y una descripción sobre sus gustos y aficiones. Una vez registrados y gracias a la geolocalización, los perros pueden saber quiénes están más cerca de su ubicación y decidir si quieren cerrar una cita.

Al final, claro está, es una excusa para que los dueños de éstos puedan crear comunidades de amigos e intercambiar información e ideas sobre ellas, descubrir servicios nuevos y, lo mejor de todo, estar al tanto de la información y necesidades de los refugios y otras asociaciones de mascotas, que participan activamente en la comunidad.

Que no es ninguna tontería lo demuestra que la aplicación tiene un promedio de 3.500 descargas diarias y que en un año ya está presente en cuatro países: México (donde nació), Argentina, Brasil y España.

Match para viajeros solitarios

GenFriends es una aplicación creada por la cadena británica de hospedaje Generator que busca dar respuesta a una nueva necesidad de los viajeros actuales, viajeros en el sentido estricto de la palabra, no turistas. O dicho de otra forma, personas que recorren el mundo sin prisas y generalmente en solitario, aunque para ellos esta forma de viajar es también una forma de conocer gente nueva. Ahí es donde GenFriends puede ofrecer un buen servicio: contactar en cualquier lugar del mundo y gracias a un filtrado basado en gustos e intereses con personas afines con las que disfrutar de la vida social de los lugares que visitan. Una tendencia que cada día gana más adeptos: dicen que los viajes en solitario de personas de entre 25 y 34 años han aumentado un 50% y en la horquilla de los 35 a los 44 años el porcentaje se ha triplicado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo